domingo, febrero 08, 2009





Una anciana surcoreana se presentará por 772 vez al examen de conducir


La mujer, de 68 años, mantiene su firme voluntad de obtener el carné, pese a sus constantes fracasos.

Una mujer surcoreana de 68 años se presentará esta semana al examen teórico de conducir por 772 vez, tras haber suspendido la última prueba este lunes, informan hoy medios de Corea del Sur. Según el diario Joongang Ilbo, la anciana, identificada por su apellido Cha y residente en la ciudad sureña de Wanju, suspendió hace tres días el último examen desde que se presentó por primera vez a esta prueba en abril del 2005.

Al examen teórico, un test de 40 preguntas, se pueden presentar los surcoreanos una vez al día y los resultados se conocen de forma instantánea. La anciana obtuvo una calificación entre 30 y 50 puntos cuando el aprobado en el examen se sitúa en 60 puntos. Hasta ahora la anciana se ha gastado cerca de 3.000 dólares tras presentarse prácticamente todos los días de la semana, salvo festivos y fines de semana.

Un inspector de tráfico aseguró al diario que la anciana mantiene su firme voluntad de obtener el carné, pese a sus constantes fracasos, pues lo necesita para su trabajo, la venta de productos.




Imagen: "Sísifo"de Franz Von Stuck (1920)

23 comentarios:

Eria.. dijo...

Ayer me comentaban este caso, respondo:
1- Sesenta años no es una edad "mayor". Para este caso concreto es el sicotécnico el que decide si eres mayor o no, me parece importante a la hora de conducir.
2-La constancia es una vitud. A mi me vendría bien tener un poco más.
3-Te contaré una historia, la mi mi madre. Mujer sin estudios. Edad, casi cincuenta años. Pasó el teórico la décima ve que se presentó. La hacías preguntas en casa y no fallaba ni una. Ante el papel suspendía siempre. Tenía problemas para entender que la preguntaban por escrito. El práctico lo sacó a la primera.
Besitos varios.

Isa SB dijo...

A nivel de reflejos quizá sí sea anciana, al parecer también le falla la capacidad de aprendizaje, pero lo que es admirable en ella es el tesón, quizá muy influído por la necesidad en cuyo caso cuesta mucho reconocer los límites.
Un beso.

Fernando dijo...

la edad depende del lugar...no es lo mismo España que Uganda..

sí ya noe s una virtud..la virtud es lo fugaz.


saber escuchar a los dem´´as ayuda.

besos.

Tango dijo...

La verdad, no creo que sea constancia ni tesón (términos que gozan de buena fama), sino empecinamiento puro y duro. Imponer a los demás la propia tozudez impide en buena medida el funcionamiento de sistemas que han de ser de uso colectivo y mínimamente eficiente. No todo lo que uno desea (o aquello que, en virtud de razonamientos sospechosamente acordes con el propio deseo, cree merecer) se consigue o mucho menos se puede exigir.

La blogosfera es un buen sitio para comprobar la tozudez de quienes se empeñan y se empeñan en arrojar al ciberespacio sus escritos, en expresar sus particulares miserias, anhelos y tribulaciones, sin mayor reflexión sobre la calidad de lo escrito o la pertinencia de tal acto, y acogiéndose al sacrosanto derecho a expresarse y a la manga de anchura infinita que es Internet. No estaría de más acompasar las supuestas virtudes de la constancia y el tesón con las de la discreción y el realismo, y hacer un buen uso de la autocrítica.

Es un ejemplo, pero cunden por doquier. No todo el mundo puede hacer todo (el lado malo de la restricción, el que impone nuestra propia constitución biológica) ni todo el mundo está obligado hacer todo (el lado bueno de la restricción, el que permite hacerle un corte de manga a las imposiciones "sociales", "culturales" y de otras índoles aún peores). Las frustraciones que acarrean las falsas expectativas (frecuentemente ni siquiera generadas por uno mismo, sino absorbidas de un "estado de cosas" que permea hasta los sentimientos más íntimos - o sobre todo ellos) son la prueba de que hacemos mal cuando caemos en la trampa, cuando nos empeñamos más allá de toda racionalidad en ser como no podemos ser, estar como no podemos estar o tener lo que no podemos tener.

Que no se me malinterprete: esto no es un llamamiento a la inacción o la desidia, antes al contrario. Simplemente, el tiempo de la vida es finito y conviene emplearlo con buen juicio.

Conducir es una loable aspiración, pero no sé hasta qué punto puede articular una vida. La actitud de la anciana (o llámese cómo se desee: las palabras se cargan de connotaciones que ellas, inocentes, no buscan, todo el post baila sobre esas connotaciones: "anciana", "constancia", "capacitado"; desde ese momento las preguntas ya quedan sesgadas por ese sobrepeso de las palabras elegidas) me preocupa más que otra cosa. La compulsión es peligrosa, apunta hacia carencias que uno intenta llenar del peor modo posible.

Disculpas por la extensión, yo también soy presa de mis propias compulsiones.

Un saludo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Te doy mis respuestas:
1.- Yo creo que no, erpo habría que mirarle el espíritu y no la edad.
2.- La constancia está muy bien, pero para presentarse 772 veces al carnet de conducir, cuando menos un bolsillo grande hay que tener...
3.- Supongo que antes de las 772 intentos...

Saludos

Belén dijo...

Pero aún trabaja con 68 años? si que están mal las jubilaciones en Corea...

Y si, la verdad es que debe llegar un momento en que tenemos que decir que no llegamos, y no pasa nada :)

Besicos

Refresco de Luciérnagas dijo...

UNO: 68 años ya es de una edad anciana (salvo mi vecina Fulgencia de 84 años, mi tía Ulogia de 74 y la Constantina de 87, que cuando estoy con ellas en las sesiones de Tupersex siempre hablan de las otras como si fueran viejas).

DOS: hace 772 horas que no follo, ¿con esto te pregunto a tu pregunta?

TRES: cuando encontramos algo nuevo que sí sabemos hacer, y otros llevan 772 horas intentándolo sin éxito.

Nena, como sigas haciendo preguntas así ... ¡ por el amor de la fosforescencia perversa !

Anónimo dijo...

1. Hay ancianos de quince, con lo ke NO
2. La constancia no ha dejado de ser virtud. El problema es que en un examen no se premia la constancia, sino el conocimiento y bueno. Constancia y conocimiento no van de la mano. Obviamente.
3. En el momento que el desaliento haga que dejes de estarlo. Mientras tengas fuerzas y esperanzas, mientras pienses que puedes... no lo dudes, puedes.
Africanus meditatorum est

Merce dijo...

1)Con 68 años se puede ser una anciana o estar en la adolescencia...
2)Una cosa es constancia y otra...
3)Pues sí, reconocer las propias limitaciones también es un gran paso, a veces, muy grande...

A mí me preocupa una cosa, ¿cómo lo ha hecho hasta ahora con su trabajo?

Camille Stein dijo...

la constancia no conoce edad, me gustan las personas que se empecinan en sus sueños o necesidades... quizá el límite se encuentre en la cantidad invertida (3000 dólares ?!)

espero que apruebe antes de la jubilación...

bicos

atikus dijo...

Pues no sé pero tampoco tendrá otra cosa que hacer...para su trabajo...bueno hasta ahora se las ha arreglado y con 68 años parece que ya es tiempo, pero no somos nadie para quitarle la ilusión.

Animo señora!!!

moderato_Dos_josef dijo...

Aúpa la anciana! A por ello. si se quiere se puede. Leer noticias como esta me animan. Yo quiero ganar un concurso de literatura, y siempre quedo finalista o segundo y tercero pero nunca primero; luego si quiero ganar tan sólo es cuestión de seguir, estoy cerca, igual que la anciana; lo conseguirá!

Los pasos que no doy dijo...

Si ya lo decía Gandhi: lo que importa es el camino

(que el metro va fatal)

dintel dijo...

Yo me planteo, ¿por qué no aprueba?

El éxodo dijo...

¡Qué tenacidad!

1. http://www.youtube.com/watch?v=g-Ra5o1PqLA

2. http://www.youtube.com/watch?v=pTPEabBkhz8

3. http://www.youtube.com/watch?v=daxSKwUtrNo

Un abrazo.

Terpsicore dijo...

1-Desde luego que las mujeres de mi tierra con 68 años no son ancianas, es más, conozco alguna que cuando sale en la tele algún caso en el que nombran: "Una anciana de sesenta y tantos", pilla un gran mojjjjjqueo (como es el caso de mi madre).
Lo que me da rabia es que tenga necesidad de ese carnet de conducir por un tema laboral, ¿a qué edad se jubilan allí?, como si no hubieran trabajado ya bastante.
2- La necesidad, en muchos casos, agudiza la constancia.
3- Ya no recuerdo la tercera pregunta. Es bueno reconocer las limitaciones por muy constante que se sea.
Muy buena y acorde la imagen de Sísifo que has elegido para esta entrada.
Suerte (más que constancia) a la señora y su roca.
Besos.

Mery dijo...

Olé sus narices; puede que acabe frustrada por no haberlo conseguido, pero morirá sin hacerse reproches por tirar la toalla.
¡¡ Y me sublevo contra el término anciana, con sólo 68 años. !!
Un abrazo

laura dijo...

como m fastidia q con 68 años los llamen ancianos,mi madre tiene esa edad y desde luego no es ninguna anciana!! cuando m saqué el carnet había una señora d sesenta y pico en la clase y lo sacó antes q yo!

Capri c'est fini dijo...

Eso es moral, pobre mujer, que le den ya el carné, malditos burócratas...

Violeta dijo...

Erre que erre. Sí senyora...!

Landahlauts dijo...

Carné a la constancia, en cualquier caso, deberían de darle. "Cum laude"

La pistola de Larra dijo...

YO el práctico lo aporbé a la séptima, y no era de caballería...
¿y qué hace los fines de semana?

Qué bueno

 FRANKAN dijo...

Para un sucinto y magistral relato del mito del sinvergüenza de Sísifo, ver "2666", de Bolaño (Dios lo tenga en su gloria). Quizá la buena mujer piloto tiene un oscuro pasado que la condena de esta forma tan pintoresca. Sintagma, tú si que conduces bien todo aquello que pilotas.