sábado, octubre 18, 2008




En esta ciudad no hay ardillas
ni la noche no es tan oscura.
Manhattan me miraba entonces
acariciando aquellas sombras
donde el sueño huía detrás del gran vacío
en el tiempo de la revuelta,
cuando aprendí a decir no.


Queda lejos aquella yo que tanto amó.

Llueve.



Imagen: Ralph Gibson

31 comentarios:

Miguelo dijo...

me gusta! pero la foto q tiene q ver? hay algun significado oculto?

El éxodo dijo...

Nunca llegamos a aprender a decir no. Nunca deberíamos estar obligados a tan aberrante asignatura. Pero la vida es así de perra. Calados hasta los huesos a veces nos decimos NO. Pero llueve. Sí. Llueve.

Abrazos.

Los pasos que no doy dijo...

Lejos..., el camino de baldosas amarillas no discurre igual para todos.

Mandarina azul dijo...

Creo que, al menos desde el sentido que yo le doy a tus versos, ese llueve final lo remata todo...

:)

Merce dijo...

Qué difícil es a veces decir no...

dintel dijo...

Bueno, le encuentro muchos significados a la foto con respecto al texto... pero no sé cual debe ser el correcto.

Belén dijo...

Y sigues aún diciendo que no?

Quiero decir, que si, que se está muy bien y esas cosas, pero... sigues diciendo que no?

Besicos

Fernando dijo...

pero seguro que que sigues teniendo la capacidad de hacerlo...besos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Lejos estoy de aquella que tanto amó."

Tengo ganas de cruzar el charco para ver esa ciudad. Muchas.
Saludos

havier dijo...

La lluvia sabe dibujar, sobre los cristales, aquellas siluetas que buscan tu “si”. La lluvia arrastra distancias.

Un beso.

Tuxman Linuxos dijo...

Me ha traído recuerdos de la adolescencia, que no estuve en Manhattan (bueno, sí, de vista), pero estuve cerca.

MIZPAH dijo...

La oscuridad de la noche depende de los ojos que se vea.
Tal vez estés cerca de aquella a quien ame en el presente.
Besos.

Enredada dijo...

estar lejos pero cerca... eso me parece, lejos de lo que fuiste o sentiste pero siempre vos.
mil besos

Anónimo dijo...

He entrado de casualidad, escribes realmente bien, me he dado una vuelta por tus entradas, he visitado tu otro espacio, y son realmente bellos.
Te dejo la direccion del mio por si me quieres visitar, me llamo Ana.
http://laberinto-de-sombras.spaces.live.com/
Espero tu visita, un saludo desde Barcelona

Ana di Zacco dijo...

Me han recomendado un libro titulado "Las mujeres que aman demasiado"...
Es en serio, dicen las buenas lenguas que la mayoría de mujeres deberíamos leerlo...

DOCTOR VITAMORTE dijo...

Es otoño.
Seguirá lloviendo
hasta que aprendas
a decir sí

Alodia dijo...

Sorprendente!!! Me sugiere tanto como la música o el viento entre los árboles. Y la ciudad de Nueva York como escenario único.

Ayshane dijo...

Decir que no a veces es imposible...

besitos grandotes...

Patri dijo...

cuanto tiempo sin venir a leerte!!!! y sigues ahi, genial como siempre. Un abrazo grande

Ñoco Le Bolo dijo...

Llueve luego la vida sigue.

La asertividad es una asignatura difícil de aprobar. Decir NO es siempre más duro que complacer a todo el mundo.

Bicos

Lula dijo...

Lejos estamos a cada paso de nuestro paso anterior.
Y aprendiendo mientras tanto.

coco dijo...

Supongo que nadie como yo para enseñar la diferencia entre cerca y lejos. Sé la diferencia, pero no qué es lo mejor. Y eso es lo que realmente interesa. Anda, pásame un kleenex.

Masakoy dijo...

Mioentras no estes lejos de tí, todo va bien.

Hasta el infinito y más allá

NoSurrender dijo...

Todo Sí arrastra a una traición a la realidad que se nos escapa y lo traiciona. No me explico, pero, de alguna manera sólo hay verdad cieta en un No. Nada, que me he levantado falsacionista hoy :)

Y preciosa medio mujer, eso Sí :P

cristal00k dijo...

Lo importante, es que puedes escojer. Aunque llueva.
Saludos.

El Deme dijo...

La lluvia limpia los recuerdos y arrastra las pesadillas.

Basquiat dijo...

y tan cerca de esta lista para amar.
magnifico, besos.

enrique dijo...

Esa misma bola decorativa, exactamente igual, la tengo yo en mi casa...

Lokita dijo...

Cuán importante es aprender a decir no…
Si lo hubiéramos sabido a tiempo.
Petonets de ciutat sense esquirols :)

CurroClint dijo...

Si ni no sabe,
si nunca sí se sabe,
y ni no llueve...

Deja que llueva!
Mua!

ángel dijo...

Qué bello. Y que gusto haberte descubierto.



Saludos...