martes, agosto 07, 2007

Puentes



Ahora que ya no es tiempo de gavilanes,
que ya no llueves para mí,
nos lanzamos canciones de ida y vuelta
ping-pong dulce de lo que fue
tic-tac de parpadeos.

Por un momento se diría que todo vuelve.
Pero no.
Alguien que ya no soy me saluda desde la otra orilla,
remansa tiempos que te diluyen
y nacen puentes de ojos abiertos,
desnudos lazos que no traspaso.

Sigamos en este vaivén sutil de cometas,
hijas ya de nueva luz.


(Mares On-line)


Imagen: KaSSandra

12 comentarios:

Los pasos que no doy dijo...

Sígamos en ese vaiven, querida mía, que hay otras luces y otros puentes que atravesar en estos mares.

Mallén dijo...

Maravillosa fotografía, más que acorde al texto. Siempre deslumbras, Sintagma...

liton dijo...

¿Dá pena?

NoSurrender dijo...

bonito pecho, sintagma. El texto también ;)

Radikal dijo...

Imagen genial, acorde con el texto :)

Un saludo!

BUDOKAN dijo...

Leer estos poemas que tan bellamente están acompañados por esas imágenes son un verdadero deleite. Saludos!

LOLA GRACIA dijo...

Coincido con mallén...es deslumbrante. Aynnns, cuanto arte tiene mi niña.

Tanhäuser dijo...

Siempre que te leo, me deslumbra lo enigmática que eres.
Un placer, sin duda.
Saludos

BELMAR dijo...




...Y RENACEN EN NUESTRA AFIEBRADA MENTE!!!


«Aquella fría mañana despertó junto a la salida del sol… la habitación todavía no tenía cortinas así que los primeros rayos de luz atravesaron las sábanas y frazadas como colándose entre las fibras. Ya habían pasado tres días desde que había regresado a la casa que muchos años antes había sido su hogar. Había probado algunos alimentos y bebido mucho alcohol para olvidar, para dejar de sentir el dolor y la ansiedad de no tener una buena dosis recorriendo sus venas, llevándolo a lugares lejanos y placenteros, haciéndolo parte de un cosmos que abrazaba sus piernas y penetraba sus ojos claros, casi azules, casi desdoblados sobre la ausente y acogedora almohada.»

( "Encuentro con los gitanos", Belmar Agosto de 2007 )


BELMAR


coco dijo...

La última vez que me salió una planta en el pezón, no veas como escocía. Hongos, decía el médico de cabecera, qué sabrán los matasanos de botánica. En fín.

(Bueno, después de la gilipollez de las 2, qué comentar que no haya sido ya escrito. Que me encanta este post. Lo he leido mil veces y a ratos, hasta me parece que lo entiendo. Besito)

sebastian perinotti dijo...

me encanta esa foto, parece la tapa de algun libro de amores y desencuentros jaja

besoss

Osselin dijo...

La otra orilla
es el fondo del espejo
inmutable esencia
imagen cambiante
continua pesadilla
para ese hombre viejo
que no soy yo
¿O sí?

Osselin