sábado, diciembre 01, 2007

El corazón de los hombres fugitivos




¿Dónde está el corazón de los hombres fugitivos?
Sólo se siente la danza de los pasos,
el rumor de sus bocas vacías
el revuelo de sus manos ausentes.
¿Dónde murieron los sueños irremediables?
¿Dónde se enterraron los cantos azules de sirena?
¿Dónde huyó el deseo perro
que se arrastraba hasta los pies de la palabra?
Dime dónde.
Un eco de espuma descubre una ola
que deshoja crisantemos en este mar de hojalata.
¿Dónde quedó ya la ternura regalada?
¿Quién escribió hoy el último verso en la nalga dormida?
¿Quién de todos ellos mantendrá la llama de un beso

en el párpado gris de la luna?



(de Mares online)



Imagen: Estela Rivero



*post reeditado

19 comentarios:

Ligeia dijo...

Creo que pensamos lo mismo...
Es bueno tener alguien que coincida conmigo.
GENIAL!

Robin dijo...

Realmente, huyendo de uno mismo en busca de lo inalcanzable. Dejando atrás la huella que trocará en nostalgia.
Extraordinario poema, de nuevo he gozado leyendo.
Hasta siempre y me permito dejar un amistoso beso.

liton dijo...

Como diría Silvio: "¿Adónde van ahora mismo estos versos...?"

Los pasos que no doy dijo...

Ah¡ pero es que los hombres fugitivos tienen corazón?

LOLA GRACIA dijo...

Los hombres fugitivos no regalan ternura...Ni nada. Son bastante tacaños los fugitivos esos

Sofia dijo...

en tus palabras y deseo

Christian Supiot dijo...

Me gusta, me gusta mucho... aunque le afea un poco ese cantos de sirena que ancla el poema al tópico. El resto me encanta.

38 grados dijo...

Preciosas preguntas para no obtener respuesta, porque como buen fugitivo, han huido.
un beso

Rafa León dijo...

Buena pregunta, y buen poema. Yo me pregunto lo mismo acerca del corazón de las mujeres fugitivas. Y es que, en el fondo, los seres humanos, independientemente del sexo de cada cual, somos muy diferentes... pero tan iguales.

Un abrazo.

UMA dijo...

Tal vez buscando el corazòn que nunca tuvieron, e ignorando què es lo que andan buscando, errando...
Un beso, Sintagma, muy bello y muy sentido.

quantum dijo...

En las huellas que dejan en la piel del cuerpo y en la de la palabra y en las hogueras que encienden cualquier noche. Justo donde está el corazón de las mujeres fugitivas.

Quien no haya sido fugitivo alguna vez que tire la primera piedra.

Yo te tiro un beso y celebro tus versos.

Besos, Bellainblue.

MentesSueltas dijo...

Algo para compartir…

Quiero compartir con ustedes la finalización de un proyecto personal muy importante. Luego de muchas idas y vueltas, he logrado terminar mi libro y estoy a punto de presentarlo. Justamente ayer el editor me lo entregó y experimenté una de las cosas más hermosas y emocionantes de mi vida.

Todo lo que uno pueda decir es poco, las sensaciones que se viven en el proceso de creación de un libro son indescriptibles.

Ustedes son, en gran parte mis impulsores y mis mejores consejeros, además de lectores, en algunos casos de más de dos años. Y a ustedes se los debo y se los dedico especialmente.

Si todo está bien (y no dudo que así sea) el próximo sábado 15 de Diciembre realizo la reunión de presentación del libro “Escribo y te cuento…”.

Los quiero mucho.

MentesSueltas

marta dijo...

Estoy de acuerdo con que los hombres fugitivos no regalan ternura, ni alma, carecen de ella,

Bonita entrada,

nos vemos,
Marta

Liton dijo...

Los hombres fugitivos van persiguiendo a sus corazones.

Los pasos que no doy dijo...

Porque los perdieron en el camino. Ya no tienen corazones (oh¡)

CurroClint dijo...

Lo único que sé, es que el deseo perro se arrastraba, como reptil danza, tras los cantos de sirena... Pero se ahogó por el camino, rajado por la hojalata del mar... Lástima, porque sus párpados ya no se abrirán a pesar de tanto beso fugitivo...

Un beso "furtivo"

Osselin dijo...

Cuando una mujer conoce a un hombre y lo pierde, puede resurgir.
Cuando una mujer conoce a "EL HOMBRE" y lo pierde...el daño es irremediable y duele siempre enlas tardes de lluvia y de viento frío.

Ñoco Le Bolo dijo...

El hombre fugitivo siempre vuelve.
No estoy seguro de a dónde vuelve.
Pero vuelve.

Fernando dijo...

Mi anterior post no "entró" algo hice mal.
Decía que las personas que no tienen corazón tampoco tienen memoria, por eso se olvidan de las palabras en la nalga, se olvidan del deseo que se arrastraba, es lo que pienso y creo, así me es más facil perdonar, volver a amar tal vez.
Bonitos versos Pura

Un abrazo