domingo, diciembre 02, 2007

muertes

...es entonces cuando pierdo toda conciencia, como si no fuese yo. Huelo tu aroma, intensamente, el sabor de tu piel, ácida en la lengua que furtiva recorre unos milímetros de ti, y es entonces cuando noto que me amas, que me amas, que me amas... Luego, recupero la conciencia, la ausencia, la nada, y te revelas sobre mí, torrente lúcido de una gran muerte.



La Petite Morte

25 comentarios:

Los pasos que no doy dijo...

Qué sabia eres, in blue.

(y cómo te quiero yo :)

Ñoco Le Bolo dijo...

Exactamente... eso.
Que también los hombres sienten:
la muerte anticipada en pequeños fragmentos soportables...
en tanto no llega la
intelectualmente...
insoportable.

CurroClint dijo...

Interesante visión...
Algo había oído sobre esa pequeña muerte, aunque nunca la he visto en nadie...
Cada día se aprende algo, sí.
Besos

Sometimes Inviting Eyes dijo...

Impresionante... (prueba de que las palabras no son sólo palabras)

nomesploraria dijo...

Hola Sintagma!!!
Que tal tus viajes?

La animación es muy buena. Está hecha sólo con tipografía.

Sigo leyendo tus poemas.
:)

Ana di Zacco dijo...

Una puerta más a los estados alterados de conciencia que como todo lo inefable no se puede describir, sólo cruzarla.

atikus dijo...

Pequeñas muertes, son soportables??...mmmaveces no

Landahlauts dijo...

Aromas, sabores, sensaciones...
Bendita pequeña muerte.

Felipe Sérvulo dijo...

Sintagma:
Hay reencuentros que son un placer.
Besos.

enrique dijo...

wow!!

Christian Supiot dijo...

todos hemos acabado cayendo en este video... Es muy pero que muy bueno.

Fernando dijo...

Que suerte tenemos los que hemos sentido la muerte despierta de la nada.
Sobre el poema anterior: "El corazón de los hombres fugitivos" Ellos y ellas no huyen, buscan esa nalga, ese verso y si no tienen corazón tampoco memoria por eso buscan, buscan lo que un día se olvidaron en el párpado gris de la luna.
O eso quiero creer. Para poder perdonar.
Preciosos y sentidos versos para mi. No puedo decir más.

El buzón de mi casa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luna Carmesi dijo...

La petite morte...
La gran muerte...
(Que curioso que en mi ultima entrada hable de ello desde otro angulo...)

No puedo mirar la animación desde el trabajo...psssssshhhh vuelvo esta noche!
Besoss

LOLA GRACIA dijo...

Pues no deberíamos así al menos dos veces al día. Habría menos estrés...y menos mala milk..

Anónimo dijo...

plas, pplas, plas..
por quien lo imaginó
por quien lo puso
por quien lo sintió
por quienes lo han comentado
plas, plas, plasç
Wolf

Madame Vaudeville dijo...

Hace poquito vi ese vídeo en otros blogs y me impresionó. La petite mort es una pérdida total de control, que roza la inconsciencia y acaricia el placer absoluto.
Besos azules

refresco de luciernagas dijo...

me he puesto "embluedao" ! Has estado de un azul mortal :*

coco dijo...

Amor.

El buzón de mi casa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julio Santiago dijo...

Me encantan las "pequeñas muertes".

Liton dijo...

Algunos hombres pierden la conciencia mientras hacen el amor.

Luna Carmesi dijo...

Por fin he podido ver la animacion...
No voy a extenderme en comentarios.
:-D
Gracias.

Osselin dijo...

Las perrerías de diseño son fabulosas.

Dédalus dijo...

No sabía de la existencia de esa pequeña muerte, pero me la imagino como algo cercano al éxtasis. Por lo demás, tantas veces se mitifican determinados "momentos" que, a veces, dudo que realmente existan. Como ese último rayo verde que, desde el mar, dicen se ve según el sol desaparece del horizonte. En fin, no soy mujer; tal vez mejor me callo, entonces.

Un beso "sininblue".