sábado, julio 24, 2010


hay días en que
si desaparecer fuese
no dejar huella
ni añoranzas en la piel
(deshabitando nombres)
no sería ya más tú-y-yo-ni-yo-y-nadie.




Imagen: Rafal Olbinski

5 comentarios:

Micaela dijo...

Muy hermoso y la imagen también muy particular. Muchos besos y feliz verano!!! Que descanses!!!

Merce dijo...

A veces sólo queda irse...

Anónimo dijo...

Hay días que tiraría de la anilla esa que dice "Tire del deshuellador en caso de emergencia".

O me compraría una goma de 900 kilos, para esnifar la pestorra a Nata, y luego borrón y cuenta nueva.

O me haría una pelea en la playa con bazocas llenas de espuma de tippex.

Creo que copiaré 999 veces "escápate mi amor".

El Refresco de Luciérnagas (no me acuerdo de la password, seguro que se ha pirao).

El Éxodo dijo...

Sí, así es. Especialmente tras el ocaso.

Carlos dijo...

También hay días que con desaparecer no alcanza.

Un beso.