miércoles, marzo 31, 2010




Los ojos que me buscan
saben de lluvia y sueño,
saben de lenguas extrañas,
de patrias encendidas
de latidos alumbrados.


La boca que me busca
sabe de silencios,
de labios mordidos,
de tardes que se mastican
tragadas por una noche que vigila
siempre al acecho.


Las manos que me buscan,
que me palpan,
que me atrapan,
que se dejan,
saben de caminos señalados,
de rutas marcadas por el gemido
del agua que huye en las mareas bajas.


El hombre que me pertenece
piensa que soy suya
pero yo marco lentamente
mi nombre
en su cuerpo entregado





Os ollos que me buscan
saben de chuvia e soño,
saben de linguas estrañas,
de patrias acesas
de latexos aloumiñados.

A boca que me busca
sabe de silencios,
de labios mordidos,
de tardes que se mastigan
tragadas pola noite que axexa
sempre á espreita.

As mans que me buscan,
que me apalpan,
que me atrapan,
que se deixan,
saben de camiños sinalados,
de rotas marcadas polo xemido
da auga que foxe nas mareas baixas.

O home que me pertence
pensa que son súa
pero eu marco lentamente
o meu nome
no seu corpo entregado.


(A ollada de Astarté, Ed. Espiral Maior, 2007)



Imágenes de The Pillow Book, 1996. Peter Greenaway

13 comentarios:

Eria.. dijo...

FABULOSO.

Refresco de Luciérnagas dijo...

As palabras que me encontran saben de ollos, de mans e pertencen ao poeta deste blog

Merci SintagmainBlue

Miguelo dijo...

wow muy bueno. me ha gustado. un saludo

El Éxodo dijo...

A menudo nos dejamos engañar hasta por los sex(t)os sentidos.

Abrazos.

Juliett Farnesse dijo...

Y que mas que sentirte buscada para perderte, o perderte para que te encuentre o marcarlo para que te busque despues.

Esencia dijo...

Exquisito poema que me encantó descubrir.

Con cariño, esencia.

Madame Vaudeville dijo...

Otro de mis favoritos :) Buenísimo, bella.

federicafernadezz dijo...

Dicen de mi piel de hetaira adolescente que tiene el blanco del mármol ateniense. Pero me causa miedo y mareo que alguien piense
equiparar mis lomos a los de la enciclopedia.
No vemos y te leo un día de estos...

Federica.
[Echadora de cartas lectora de manos y de nalgas...]

Lena dijo...

Marcar(lo) todo.

Ojos.

Boca.

Manos.

Piel.

Un beso, Blue.

Mallén dijo...

Qué gusto amar de ese modo!

Lokita dijo...

Y seguro que prevalece por encima de cualquier cosa.

Fantástica estrategia,
fantástica lectura.

Besitos!!

Angel Castillo Fernández dijo...

...que te encuentren esos labios, que te encuentre esa boca, que te encuentre tu propia marca.

mariajesusparadela dijo...

¡Qué fuerza, en gallego!