viernes, octubre 30, 2009



Espérame. Aún no es tarde.
Desando con prisa mis laberintos.
Nunca dudes de mí,
atada sigo a tu boca
como cuando cantaron los azahares tu llegada.
Dame tu mano. No hay abismo que me reclame
si estás conmigo;
tan sólo
aguarda un poco más.


Nada es fácil, lo sé,
pero no dejes que ahora me deshaga. Ya no.
Y mientras,
para que no sientas frío,
ten,
guarda mi corazón loco en tu regazo.




(de Mares Online, Ed. Sial, 2008)



Imagen: Ira Bordo

16 comentarios:

Le Mosquito dijo...

Guardar corazones locos es empresa titánica, pero de recompensas seguras.
:)

enrique dijo...

Eso: espérame...

Eria.. dijo...

Ay... hoy enlacé directamente tu entrada en la mía... tu lo dices todo.
Un beso.

Camille Stein dijo...

y el tiempo
anunciará
el final
de la nieve
en mis manos




-bicos-

Lala dijo...

Eria te enlazó y yo vengo y te leo.

Y me pregunto...crees que en el amor hay muy poca paciencia?
Yo he tenido mucha, pero no se puede esperar años...


Un beso


Lala

Merce dijo...

Nada es fácil...

Fernando dijo...

siempre es tiempo de espera y de guardar caliente las dulces caricias que te deben..

DOCTOR VITAMORTE dijo...

Una invitacion imposible de rechazar.

Sintagma in Blue dijo...

Lala, los poemas como los boleros siempre están hechos al límite y del límite se alimentan. Por fortuna, la vida poco tiene que ver con ellos.

(Y el mar está llenitoooo de peces)

;-)

MIZPAH dijo...

Me encanta!

De cenizas dijo...

Muy bueno, sí.


besos

Refresco de Luciérnagas dijo...

Tierno

Madame Vaudeville dijo...

Creo que los corazones siempre tienen algo de locuelos...
Besos

El Deme dijo...

No hay nada como tener una mano amiga al lado para ayudarte a caminar...

PIZARR dijo...

En este preciso momento, tomaría prestadas estas palabras tuyas de hoy para decírselas a alguien...

Intensas y bellas.

Un abrazo

coco dijo...

Pero qué preciosidad !
Y el poema, también.