domingo, abril 20, 2008



Sí. Es hora de que vuelvas.
Los astros se conjugan en verbos irregulares,
te anuncian.
Otros han vuelto ya,
los que siempre vienen antes que tú
como aves que preparan tu camino.
Así que lo sé,
y un concierto de grillos baila en mi vientre,
esperándote. Pavorosamente esperándote
con los ojos abiertos y los puños muertos.




Imagen: Michal Macku

24 comentarios:

El Secretario dijo...

Hola Sintagma.

Esperar mientras los grillos bailan allá en tu interior (en lugar de mariposas cursis.)

Los ojos abiertos, mirando a esos astros, pero mejor (modestamente), tener los puños (y todo) bien vivos.

Camille Stein dijo...

grillos en el vientre...

el vientre adivina
acecha las premoniciones

volverá


un beso

coco dijo...

Ya estoy aki! SOY BATMAN!

alfaro dijo...

Ni el oráculo de Delfos sería más claro.

Volver, el regreso..., entre los grillos y los puños muertos... mejor que se quede por allá.

Me queda la intriga, el saber con certeza
y las manos abiertas.

Un abrazo

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

Me quedo en ese concierto de grillos que baila en tu vientre. Preciosa imagen

Ana di Zacco dijo...

Muy bella tu fotografía de esa espera.

Inuit dijo...

Los grillos estarán afinados,supongo,para que esa resonancia del vientre clame armonía.
Auroras

gaia56 dijo...

Esperando con fuerza y reclamo con mucha decisión.
Me gusta el poema, mucho.
Un beso.

Miguelo dijo...

que poco nos gusta esperar. y eso del los grillos es muy original, normalmente todo el mundo hubiera dicho mariposas :)

humilde dijo...

....a mi siempre me gusta saber que alguien está esperándome....

brujaroja dijo...

Ya te lo han dicho todos, pero me repito: la imagen de los grillos en el vientre es fantástica.
Que la espera sea sólo lo larga que haya de ser (lo suficiente al menos para crear poemas como éste)

Lola dijo...

Qué imagen...la de los grillos, la de los verbos irregulares...pavorosamente esperándote...rendida.
Bueno, ya veo por los comentarios que no soy la única a la que le gustan los grillos

Fernando Sarría dijo...

y la noche será un clamor en tu cuerpo...besos.

Luna Carmesi dijo...

Si.
Los grillos soportan la bilis...
;-)

Lula May dijo...

Los grillos, las agujas danzarinas en el vientre, anunciando en silencio su llegada. Dulce chaparrón.

Beso,
Lula.

(Y preciosa la imagen de Macku, también)

quantum dijo...

Sabiduría del pre-sentimiento.Dejar hablar al astro del vientre y a sus grillos, que dicen y anuncian mucho.
Mis besos, In Blue.

Madame Vaudeville dijo...

Ayyyyyyyyyy!!! Qué bonito!!!! Es uno de los poemas que más me han gustado, sintagma, de corazón. me ha llegado, me ha tocado el alma y me ha recordado a Pilar Pallarés,q ue admiro taaaaaaaaaaanto.
Ese concierto de grillos es hermoso, pero a veces hace insónmica la nocturna espera.

Neander dijo...

Verbos irregulares en futuro perfecto, no?

Merce dijo...

Esperas llenas de ilusión, que algunas veces desesperan...

A mí es que los grillos me dan yu-yu...pero bueno, si están bailando...

Los pasos que no doy dijo...

Esa jodía conjunción astral...

enrique dijo...

Yo me quedo con los verbos irregulares...
y ese pavorosamente...

Landahlauts dijo...

Lo de los grillos... real como la vida misma.
¡Qué nervios! ¿verdad? ¡y qué ilusión!

Ñoco Le Bolo dijo...

Astros que conjugan crean realidades

Mityu dijo...

No sé si es un regreso feliz o muerto, como los puños...