jueves, mayo 08, 2008

.
.
fértil sombra en tus manos
cordón de tu zapato
lene cadena que me arrulla
gata dócil en piel de albas.





"En los Microtus ochrogaster, la oxitocina liberada en el cerebro de la hembra durante la actividad sexual es importante para el establecimiento de lazos de pareja monogámica con su pareja sexual. La vasopresina parece tener un efecto similar en machos. En humanos, se ha reportado una concentración de oxitocina en plasma superior entre personas que dicen estar enamorándose. La oxitocina tiene un papel en conductas del comportamiento en múltiples especies y por tanto parece probable que tenga papeles similares en humanos. "


"[...]investigadores de la
Universidad de Edimburgo han investigado con ratones a fin de averiguar qué ocurre con la oxitocina tras su liberación en el transcurso del orgasmo. A las 48 horas del orgasmo los niveles de oxitocina permanecen todavía con valores elevados y los ratones se muestran sumamente fieles y apegados, unidos como en un vínculo de por vida... Pero al cabo de unos meses o un año de separación, con niveles sensiblemente más bajos, pierden todo respeto."



Imagen: Pierre Molinier

30 comentarios:

Ñoco Le Bolo dijo...

¡Fijate! Y yo practicando sin saber nada de lo que ocurre.
A partir de mañana mi vida será diferente.
=:)))
¿era la oxitocina, no?
Debo tener mucha.

Merce dijo...

Al final todo es química, en fin. Esta noticia acaba de echar por tierra mi parida de hoy en mi blog....algunas veces los científicos deberían dedicarse a la ornitología..

Camille Stein dijo...

siempre están los científicos poniéndole nombre a lo innombrable

no por mirar más de cerca con un microscopio se ven las cosas mejor

la hipótesis poética me convence más que la ciencia

un beso

El éxodo dijo...

Nunca he creído en vírgenes ni dioses. Así que trato de llenar el vacío existencial que ese ateísmo provoca teniendo fe en el amor -a pesar del herético desamor que todo lo invade, algo así como Mefistófeles en los terrenos de la pasión carnal y sentimental-, más allá de la química. La ciencia no lo explica todo -igual algún día-. Entretanto, aunque mi diferencia genética con esos ratoncitos o con la mosca del vinagre sea mínima, prefiero tirar la oxitocina al cubo de la basura.

Un abrazo.

Miguelo dijo...

ju no he entendido nada de la segunda parte :(

IGNACIO dijo...

Coño, hoy un post bien instructivo, con sus enlaces y todo.

¡¡Que cosas!!


Besos.

Luna Carmesi dijo...

Quimica...
Somos quimica... Humeda a veces pero quimica al fin y al cabo.

HOy me siento un poco rata...

;-)

Landahlauts dijo...

Siempre le podemos echar la culpa a la oxitocina:
"No es lo que crees, cariño... es que tengo alto el nivel de oxitocina..."

Saludos.

Mirada dijo...

¡Cuántas mujeres hay que no han liberado suficiente oxicitina para sentirse apegadas a sus hombres!
Vamos, digo yo, según las estadísticas... muchos matrimonios no han llegado al orgasmo femenino, con lo cual, esas mujeres no se deben de sentir nada apegadas....
En fin...
Me encantan tus versos, transmiten una fuerza arrolladora.
Un beso

alfaro dijo...

pues a seguir liberando oxiticina..., no se me ocurre nada mejor ante tanta sabiduría científica.

Mar Calíope dijo...

Conclusión: cuando a uno le falta oxitocina le salen los cuernos al otro. Pues vaya.

tressert dijo...

Ahora entiendo. Yo lo que destilo son oxitocinos, de ahí mi apego y fidelidad a un buen jamón y el cariño que le tengo a los productos del cerdo.

;-) besos

Soledad Sánchez M. dijo...

¡A ver cómo le explico yo a Neruda todo ésto!

Un besote.


Soledad.

Pedro (Glup). dijo...

Por eso nunca me fío de los ratones

Basquiat dijo...

siglos de poesía y los cientificos nos hacen los resumenes.

PIZARR dijo...

No me importa como dice Camille el nombre que la ciencia ponga a las cosas.

Cuando hablo de sentimientos, de entrega y de pasión, no necesito saber si en mi cerebro aumenta o disminuye tal o cual sustancia, solo me importa lo que siente mi corazón.

Además... miedo me dan... que terminan poniendonos de fabrica unas dosis de tal o cual... para que no precisemos ni emparejarnos...jajajaj

Un beso

El Secretario dijo...

Hola Sintagma.

Esos ratones es que son unos irrespetuosos.
Al cabo de unos meses o de un año de separación..., ahí van ellos y, sensiblemente más bajos (¡qué majos!), van y se ponen a tontear con la ratita rarita de la jaula del estante de enfrente.

Es que son...

Y tú, que te pones a versificar sobre gatas dóciles y cadenas lenes, pues ahí lo tienes...: arrullos fértiles y condones a la sombra de los zapatos : )

Abrazo investigador.

Osselin dijo...

Tu blog no ha cambiado. Sigue siendo exquisito. Gracias por la visita.
Te admiro por saber mantener el listón tan alto durante tanto tiempo.

Julio Santiago dijo...

Pura, erotízame siempre...

Ana di Zacco dijo...

No se apuren los románticos, que no todo es química pues, si es cierto lo del aumento de la oxitocina -que lo es-, ¿QUÉ hace que ésta suba?
Y otro argumento: las hormonas están formadas por moléculas y éstas por átomos, y estos por partículas subatómicas... que son más energía que masa. E-n-e-r-g-í-a.

38 grados dijo...

No me produce mucho placer imaginarme a dos ratas en su momento orgásmico.....¿no las podríamos "desoxitocinar"?
Con cuatro de ellas que corran por el campo ya basta...
Besos.

Los pasos que no doy dijo...

Ya lo decía una amiga mía: no subestimes el poder de la lujuría¡

La oxitocina... bien, gracias

quantum dijo...

La poesía va bien con todo, ella está en todo. Desde luego, también en las hormonas, particularmente en la oxitocina: véanse los bellos pies atados y el poema atado a ellos, y viceversa.

caramelo dijo...

Me gustan tus versos iniciales.

Y si, me gustó también el aporte científico, son temas que me atraen.

cariños,

Mityu dijo...

... A veces me parece una ruleta rusa...

Paco Traver dijo...

Semen retenutum venenum est, ya lo dijo Freud.

LOLA GRACIA dijo...

por eso no suelen funcionar los amores a distancia

Paco Traver dijo...

Bueno, en realidad la noticia de la oxitocina está relacionada con la comparación entre dos especies de ratones: unos que son gregarios (y cuyo nombre no recuerdo) y otros los de la pradera que son solitarios y promiscuos. El experimento lo que demuestra es que los niveles de oxitocina son más elevados en los ratones gregarios que establecen vinculos de apego no solo entre madres y crias (que ya se sabe) sino entre machos y hembras. Al parecer en los machos es la oxitocina la que les hace domésticos a diferencia de sus congéneres de la pradera. O dicho de otra manera : en los machos los niveles altos de oxitocina correlacionan con la monogamia.

atikus dijo...

supongo que todos reaccionamos dependiendo de elementos químicos y según lo que comemos, donde estamos, vivimos...no se...pero con unos límites, si una chica me vuelve loco, me pasa en primavera, verano, otoño, invierno, por la noche, ei día, desayunado, o no, borracho o sereno etc, ...vamos ..digo ;)

Paco Traver dijo...

Si atikus, si pero eso es encoñamiento que tambien depende de la oxitocina (y otras cosas), pero de lo que hablamos aqui es del apego a largo plazo, hombre.