miércoles, febrero 13, 2008


Alguien te nombra y yo te esquivo como una bala, finjo una danza de olvido, tres por cuatro, tres por cuatro. Tu nombre, afilado como una navaja en mano enemiga, penetra en la noche, retuerce sus hojas, despedaza. Un dolor negro traspasa el aire pero cada mañana, en los campos, sin que nadie lo sepa, siguen pintando flores y más flores los almendros.




Imagen: Osselin

24 comentarios:

Miguelo dijo...

cuidado con tanto filo que son peligrosos

Peggy Bonilla dijo...

Exquisitas flores y exquisitas palabras.

Besos

Condesa Merlin dijo...

Los nombres suelen a veces ser como armas pero tambien senales que nos llevan por esos caminos poblados de arboles enigmaticos y terriblemente tentadores, laberintos de clorofila.
Gracias por ese texto!

coco dijo...

Y sin que nadie lo sepa, siguen quedándose a trazos los cuadros. Los libros a dedicatorias. Besos. Y el despertar a ausencias.

Ven, que te mimo.

Lula May dijo...

Grandísimo el poder de cierta combinación de letras: tu nombre. Desgarrando mi ser en dos, en cuatro, en nada. Y a pesar de todo sigue lloviendo y saliendo el sol.

Siempre gracias, en azul.
Lula.

Más claro, agua dijo...

No hay más que abrir las ventanas del alma para que los campos nos visiten y el dolor negro se diluya despavorido...

Ñoco Le Bolo dijo...

y que siga pintando...

humilde dijo...

....por donde me dejé abiertos mis pensamientos?.... ;)

atikus dijo...

parece que va a parecer una abeja con tanta flor y colorido!!

@Patrulich dijo...

Los almendros seguirán pintando flores... aunque finjamos el olvido.
Lindo escrito

josejimenez dijo...

de kien es ezo?

me suena a de por aki...

caballero bonald?

Mar Calíope dijo...

Blancas, siempre blancas...

Lola dijo...

¿También hay algo de taquicardia?...uff

Pilar M Clares dijo...

Ha llegado los días de los almendros, una belleza que me retrae. Que pase febrero ya!

Mallén dijo...

El dolor de la memoria nuevamente... y la patética esperanza sempiterna. Rayos, me ha tocado, como siempre.

S (ese) dijo...

Precisament avui, el dia dels "anar morats".

Los pasos que no doy dijo...

Así es, exactamente así

Isa S.B dijo...

Y las rosas siguen susurrando espinas para descubrir el camino hacia la caricia de sus pétalos.¡Escúchalas!

Luna Carmesi dijo...

Me encanta ese toque agrio en alguna frase... Joer... rarita soy!
:-S

CurroClint dijo...

Mal nombre debe ser,
el que trae tan fatal recuerdo.
Besos

Landahlauts dijo...

Hay que salir fuera... donde no se claven navajas, ni haya noches negras.

antonio medinilla dijo...

El vals de la nada. El muerto, como el olvido al vivo, sabe danzar, y a veces florecen las palabras.

Saludos, Antonio Medinilla.

Mujer con piernas dijo...

Dijo un día Neruda:
" me gustaría hacer contigo lo que la primavera hace con los cerezos"
y yo te lo dedico a tí.

Hola, me atrevo a invitarte a un juego: Ocho cosas para hacer antes de morir.
Reglas del juego:


1. Cada jugador comienza con un listado de 8 cosas que quiere hacer antes de morir, no importa las que sean, pero que sean 8.
2. Hay que escribirlas en el propio blog, junto con las reglas del juego.
3. Hay que seleccionar a 8 personas más, invitarlas a jugar y anotar sus nombres.
4. Es importante no olvidar dejar un comentario desde donde nos invitaron a jugar.
Besos.

alfaro dijo...

Un texto precioso, dolor, olvido, que es fingimiento, y afuera las flores de los almendros.
Es tan perfecto que hasta dudo que pueda ser verdad que alguien con tan pocas palabras haya podido expresarlo.
Besos.