martes, diciembre 25, 2007

O Apalpador


El "Apalpador" (Palpador) es un viejo gigante, de oficio carbonero, que vive en la dehesa de las altas montañas. En la noche de Navidad bajaba a las aldeas para acercarse a los niños que dormían. Calladamente, les palpaba las barrigas para ver si los pequeños estaban bien alimentados. Después de desearles que en el ano próximo no pasasen más hambre, se marchaba dejándoles un buen puñado de castañas calientes.

La tradición, recogida por José André Lôpez Gonçález en las comarcas del Courel y del Cebreiro, refleja la conexión de esta figura con otras semejantes como el Olentzero, el Pai Inverno o el propio Papá Noel. Se cree que se trata de una costumbre de origen precristiano que en su momento debió estar extendida por todo el país y que fue desapareciendo progresivamente.

13 comentarios:

refresco de luciérnagas dijo...

Yo te apalpo, tu me apalpas...aysss, nosotros nos apalpamos

MaleNa la porteña. dijo...

Me gusta El Apalpador, tiene mucho que ver con tu tierra.
Quizás habita por el camino de Santiago, en un lugar entre sueños.

Feliz Navidad.


MaLe.

Pilar M Clares dijo...

Algo maligno en él, engordarlos para comerlos, cuidarlos para hacerlos suyos, suena algo de eso.
Muchos besos, felicidad.

Ñoco Le Bolo dijo...

Es una preciosa tradición, y más creíble que el Olentzero, basto invento de los últimos tiempos.
A ver si baja a palparme, sobre todo, a traerme esas castañitas calientes de esas sierras... y alguna ya en marrón glacé.

Kpax dijo...

Curioso, un saludo.

Mar Calíope dijo...

Ahora las barrigas las palpa el médico, por aquello del empacho. Y es que los tiempos cambian...

atikus dijo...

Que ricas las castañas ;9

gente buena hay siempre :)

Luna Carmesi dijo...

Mi familia nunca me lo habia comentado... Vaya...Lo comentaré.
Frio del Cebreiro coñeee!

LOLA GRACIA dijo...

Qué lindo.

Liton dijo...

Y adonde hay que escribirle.

mandarina azul dijo...

¿Y no palpa las barrigas de los bueyes? En la tripita de más de un buey hay un niño escondido después de hacer una trastada...;)

Qué bonita esta tradición, Sintagma. No la conocía, pero te aseguro que no se me olvidará ahora.

Besos y castañas calientes para ti. :)

An dijo...

este año regalara el apalpador

Anónimo dijo...

En Trives (Ourense) tamén existe a figura ancestral do Apalpador, un ser mítico que aquí se lle chama O PANDIGUEIRO