domingo, noviembre 25, 2007

Tránsito



Tránsito. Alguien cruzó ya del otro lado del espejo, queda su recuerdo sujeto al aroma de una fruta, de un vaso de atole caliente por la mañana, de una espesa salsa de mole casero recién nacido de las manos que amasan los frutos de la tierra. Su imagen permanece, su luz no se apaga, vive en nosotros, víscera apéndice, madeja que ovillará el tiempo.



Imágenes: Altares de muerto* en Tequixtepec (Oaxaca).

*altares en las casas que se dedican a los difuntos. Se orenamentan con flores y los manjares que más le gustaban al fallecido.




12 comentarios:

Ñoco Le Bolo dijo...

Nadie está, definitivamente, al otro lado del espejo.
Cuando crucemos, encontraremos el otro lado del espejo y lo podremos comprobar.

CurroClint dijo...

Curioso como cada cultura respeta a sus muertos de diferentes maneras... Siempre hay algo desconocido detrás, aunque por comodidad práctica y científica, algunos prefieran no pensarlo demasiado... Alimentos para el viaje...
Besos

Madame Vaudeville dijo...

Cultura compartida. Preciosa madeja que ovillará el tiempo.
Besos

nancicomansi dijo...

ofrendas frescas como el recuerdo...

besos.

Los pasos que no doy dijo...

He visto algo similar en algunos pueblos de la Extremadura profunda, a mí me da un poco de yuyu, la verdad.

coco dijo...

Yo tengo un album de fotos. Es que mi pisito no da para más.

coco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Peggy Bonilla dijo...

Hola Pura

Encantada de visitar tu blog. Cuando gustes conocer el "otro México" te vienes a Baja California de vacaciones. Luego te escribo, que hay mucho que contar.

Un abrazo

Mallén dijo...

Tengo entendido que a Frida Kahlo le hicieron un altar de muertos este año en España, en un museo...
Saludos.

Churra dijo...

Alguno he visto, pero no me gustan , tamposco eso de guardar las cenizas del muerto en casa .
Besos

Landahlauts dijo...

¡Qué costumbres tan curiosas!
Y que pisos tan grandes...

Liton dijo...

Por eso allí los muertos están menos muertos.