martes, octubre 02, 2007

algo maravilloso


—Una vez tuve un sueño. Caminaba por el bosque, no sé porqué, se levantó viento y mi sombrero voló.
—Y lo perseguiste, ¿no?... corrías y corrías y finalmente lo alcanzabas. Lo recogiste, pero ya no era un sombrero, se había convertido en otra cosa, en algo maravilloso.
—No, seguía siendo un sombrero y no lo perseguí. No hay nada más ridículo que un hombre corriendo tras su sombrero.


(Muerte entre las flores de Joel Cohen)

14 comentarios:

.JL. en los afelios dijo...

Y nada mas patético que john turturro suplicando de rodillas por su vida...!!!

Que buena película,
que esquisito gusto el tuyo.
Un beso-

HANK dijo...

Los Cohen hacen muy buen cine.
Veo que también los disfrutas.
Saludos

amandine dijo...

algunos días cambio la palabra ridículo por la de ternura.

me gusta más
sonrío mejor.


un beso, linda.
un sueño más.

Lula Fortune dijo...

Son fantásticos los Cohen. Todavía recuerdo con estupor "Sangre fácil" (creo que se titula así). Besos entre las flores. Siempre besos.

Asteroide B612 dijo...

es que lo soñado nunca llega!! eso creo hasta el momento!!

nancicomansi dijo...

Y en medio de un bosque, no te digo...
Los COHEN son geniales, si...

Smuachs!!!

Carz dijo...

Esa es una de las escenas que más me gustó de la película. También el estoicismo conque Miller aceptaba los avatares del destino.

Los pasos que no doy dijo...

Maravillosa la imagen¡ Genial el texto.

coco dijo...

jajajajjajajajaja. Perdona, a veces se me olvida que soy un puto cabrón inservible.

coco dijo...

Insensible, también.

BUDOKAN dijo...

Hola, hermoso recorte sobre esta especie de gag visual porque también opino que es gracioso ver correr a un hombre por su sombrro. Me gusta la quietud de la imagen que has colgado. Saludos!

Ogigia dijo...

Muchas gracias por visitarme...visitaré regularmente tus bloges aunque no ponga nada. Un beso

Ñoco Le Bolo dijo...

Hermosa foto para un hermoso texto. Siempre aciertas.

Liton dijo...

Hay algo más ridículo que correr tras el sombrero: no conseguir atraparlo.