martes, febrero 24, 2009

Subir



Cuando subo al paraíso
allá a mano derecha
instalo mi deseo.
Lo cubro de tus labios
del recuerdo de tu mirada
del eco de tus manos,
repitiendo mis gemidos
donde todo es oasis.

En este paraíso de purpurina
que es el estar sin ti
me queman los mares que nos separan.
Es la sombra
del paraíso de paraísos
cuando tú me moldeas.

Este paraíso que es tienda de campaña
en campo de refugiados,
efímero de más,
sólo encuentro
una instancia por triplicado de placeres solitarios
y el visado de tu ausencia.


(de Versos de perra negra, Ed. Sial, 2005)



Imagen: Walmont
*Post reeditado

27 comentarios:

Anónimo dijo...

cuando tu me moldeas...que bonito!

Paula dijo...

uffff

cómo me ha gustado

un placer encontrarte

gonzalo dijo...

tu deseo ha dejado sus maletas en mi piel.

quantum dijo...

Paraíso solitario dode esa instancia por triplicado multiplica manzanas verso a verso.
Beso hasta allá arriba.

Robin dijo...

¿El paraíso a la derecha?
¡Cielos, y yo con estos pelos!

Creí que el paraíso estaba al fondo, en lo más profundo de tus ojos.
Tus poemas.
Que decir…siempre me fascinan.

Vumte dijo...

- Vengo al paraíso para "eso".
- ¿Para qué?
- Paraíso !

liton dijo...

¡Joder!....
(interjección, no infinitivo).

El éxodo dijo...

El paraíso siempre esta al fondo a la izquierda, siempre es un abismo al que hay que descender para sentir las alas. Pese a los moralistas.

Un abrazo.

Camille Stein dijo...

pasaporte hacia los sueños

es a la vuelta del paraíso cuando rememorando los paisajes y los cuerpos

germinan estas palabras:

flores de Edén




bicos

Eria.. dijo...

Me gusta como en ocasiones pones palabras a mis sensaciones. Besitos varios.

Tanhäuser dijo...

Delicioso. Delicioso de verdad.
Besos

Basquiat dijo...

moldeada por la ausencia al calor del fuego inextinguible del deseo.
un abrazo.

Violeta dijo...

Bufff...m'encanta.

M'encantes.

A_mateur dijo...

Hace ya tiempo que paseo por tus estancias. Ética y estética, forma y fondo, pasión y ley.
No hace tanto que uso algunas de tus composiciones. Hurtos que espero que no te molesten.
Un placer perderse en tu laberinto.

Sonrisas

Masakoy dijo...

Me ha gustado ver como dejas que "TU ME MOLDEAS"

¿Crisis? ¿Qué crisis? Nos vemos con lso ojos de leer.

enrique dijo...

Ese libro está lleno de paraisos...

Mery dijo...

Coincido con Enrique: hay muchos paraísos por aquí refugiados en esa tienda de campaña.
Un abrazo

Hernando dijo...

La pasión oscura es un eco infinito de gemidos y suspiros en las montañas del deseo.

Alf. dijo...

qué explicación tiene que sea por triplicado?o es porque si?

Fernando dijo...

el libre pájaro que habita la soledad del paraiso..

Le Mosquito dijo...

Una propuesta parafrodisiaca como esta, y a las nueve cincuenta y siete de la morning.
Aún con sus ausencias, está muy presente. Sí.

Un besazo, Sintagma.

dintel dijo...

Entre los versos y la imagen tendré que volver a ducharme, creo. ;)

Madame X dijo...

Tus paraísos tan cerca de los míos. [Suspiro]

Los pasos que no doy dijo...

Qué gran poemario es ese...

LOLA GRACIA dijo...

Por qué el deseo es siempre tan jodido?

Pilar dijo...

En el paraíso nada es satisfactotio, esa es su condición.
Y un abrazo

ángel dijo...

Espléndido poema.