martes, noviembre 28, 2006

Receta para un trío perfecto

Una noche calurosa. Tres monstruos de la música. Unos dedos maravillosos que vuelan dibujando armonías. Un cuerpazo fantástico en el medio, morbo en estado puro (lástima que...). Todo mezclado, muy mezclado y the doors hace el amor con el son bonito a ritmo de deseo. Y es imposible no dejarse llevar, subir hasta arriba, arriba, y mucho más.




5 comentarios:

quantum dijo...

Aquí estoy, para dejarme llevar y subir contigo.
Beso, mi niñablue.

Seoman dijo...

POdria ser la receta perfecta. Solo le añadiria una cosa..,Una chimenea y el arropo de la persona querida
Un Saludo

El detective amaestrado dijo...

Y un poema dándonos vueltas por la cabeza, palabras intentandose agrupar unas con otras para formar espirales...

Robin dijo...

Impresionante, vaya par de monstruos y Ricky creciendo.
Adiós con el corazón…

Pedro Luis Barbero dijo...

Oyéndolos uno entiende al que dijo que la música convierte en dioses a los hombres...