jueves, noviembre 30, 2006

La otra



Me reconstruyo. Dibujo un rostro nuevo. Tal vez se parece al otro, al de la otra, a esa que me habita algunas veces. Hoy la contemplo. Está más lejos. Sí, definitivamente más lejos. Creo que hasta la voy a echar de menos. Si es que no se puede ser una sentimental...


Imagen: S. Goedde

9 comentarios:

El detective amaestrado dijo...

Sí, eso de ser sentimental sale caro la mayor parte de las veces. Los injertos de corazón se han puesto por las nubes.

La foto, un diez...me encanta

Anónimo dijo...

Si yo tuviera a sólo dos dando vueltas....Creo que un día pondré los brazos en jarras y echaré a todas esas cabronas de mi cabeza

Anónimo dijo...

yo tambien me quiero reconstruir, con un rostro nuevo es suficiente? yo me apunto a eso.

quantum dijo...

Me parece a mí que la otra siempre vuelve. Quizá porque no se va. Pero échala de menos mientras puedas, que la cosa tiene su punto.

Un beso. Otro de mi otra.

liton dijo...

¡Somos tantos yos!...burahahhhataklatata bruruud.

Besos esquizoides.

liton dijo...

¡Tú, cállate!...

liton dijo...

Pues anda que tú....

Sintagma in blue dijo...

Detective, es que Goedde es divino.

Esta visto que este blog confirma aquello de "Dios los cría y ellos se juntan"...

Los pasos que no doy dijo...

No te preocupes, niña, la otra siempre vuelve, no se ha ido: sólo está agazapada.

Tomaaaaa¡

(L)