jueves, octubre 12, 2006

Cántico de cánticos



Cántico de cánticos.
Cantar de cantares.
Canción de canciones.

Encendidas están las flores, las estrellas,
muriéndose de amor, sobre todos los lechos.
Bésame, amada mía, mi solo amor, mi amante.
Hagamos de los dos una sola guirnalda
que anille el corazón de la tierra, del mundo.

Es la hora de la sed, es la noche sin sueño,
el amor que no piensa que ha de llegar la aurora.
Bésame, amante mío, mi solo amor, mi amado.
Desvelados los dos amémonos cantando
hasta el final del mundo.

Tiende, amor, tus banderas de paz y de armonía
sobre todos los lechos de amor a un mismo tiempo.
Bésame, amante mío, mí solo amor, mi amado.
Amor, amor, amor, solo amor para siempre
sopla el viento cantando alrededor del mundo.

Cántico de cánticos.
Cantar de cantares.
Canción de canciones.


(Rafael Alberti, en Otros poemas Varios: 1968-1988)

3 comentarios:

Amor dijo...

"Amor, amor, amor, es la sola palabra". ¿Te suena? Alberti entre tú y yo siempre será un punto de unión, Sintagma bonita,
Amor

Sintagma in blue dijo...

Siempre su sombra estuvo presente (o eso dicen las malas lenguas)...

Anónimo dijo...

A veces, hasta el mismo Alberti acertaba a escribir un buen poema como éste, que me recuerda mucho al Cantar de los Cantares, el más hermoso poema de amor escrito nunca y que, después de más de tres mil años de dramática historia, todavía puede expresar esa antigua emoción del Amor como si nadie lo hubiera hecho nunca antes de él, como si hubiera sido la primera vez que alguien lo cantara...

Carlos