martes, septiembre 29, 2009




Deja que el silencio
me devuelva a lo que era
antes de todas las máscaras,
sin palabras que amortajan:

Dueño

mía.





(Versos de perra negra, Ed. Sial, 2005)



Imagen: Arnold Newman. M.Monroe

10 comentarios:

Eria.. dijo...

Un beso.

amor y libertad dijo...

que el silencio se nos haga también amor puro, pura

:)

Le Mosquito dijo...

:O

Divina nena dijo...

Ni mi dueño, ni tuya, así sea.

Me gusta la imagen de esa Marilyn que no era de nadie y era de todos.

Camille Stein dijo...

si fuera posible regresar... a aquel instante previo a todo rostro...


bicos

atikus dijo...

Silencios, eso le faltaba a MM, silencios, cariño, y menos máscaras.

besitos

Mil Violetas dijo...

Leí su biografia y me conmovió muchísimo.
Besos!

PSYCOMORO dijo...

El silencio es esa mirada perdida intentando recuperar lo que no volverá a ti. Supongo que es la sensación que te queda cuando todo lo que puedes esperar es lo que los otros quieran dejarte. Bello. Un beso.

MIZPAH dijo...

Y un poco suya...
;)

© Reina dijo...

Eso, silencio...

:) Reina