viernes, marzo 29, 2013

Traición




quiero y no quiero
hoy y mañana y ayer
o quizás mañana quiero
y ayer no                [o al revés]

 
la mujer-contradicción
traicionándose a sí misma

en blanco-y-negro
ovejanegra-y-verde
y-gris-y-malva

perversa-santa buena-y-mala
piensa que
aún pronto demasiado tarde

y ya no sabe
si es o no es
o-ahora-o-mañana o un nunca-talvez




Imagen: Erwin Blumenfeld

4 comentarios:

Concha González dijo...

Bello y contradictorio poema. Me ha gustado. Un saludo.

Refresco de Luciérnagas dijo...

Qué tradicional es la traición contrasímista !

Un beso o sí

JOsep fàbrega(Osselin) dijo...

En dicha tesitura siempre acaba decidiendo nuestro cerebro reptiliano (no es una metáfora), Se trata tan sólo de seducirse a uno mismo desde el subconsciente más puramente animalesco que, curiosamente, suele ofrecernos ese extraño placer romántico y sensible derivada o producido desde la certeza de la muerte y la fugacidad de la vida. Momentos intensos , sin duda, robados al destino y al trabajo eficiente de la construcción del superyo freudiano. El placer de lo prohibido construye su mayor fuerza en el momento del acceso, en el ¡alla voy!, Un triple salto mortal sin red o un simple paso hacia adelante...o hacia atrás.
Salutacions,

Pierrot dijo...

Una ansiedad que ya no esta situada ni en el género o en la época sin relatos, como dice los clichés. Que se sacude entre palabras, lejos de los rótulos de la contradicción y la histeria como una voz peinándose en un espejo roto.

Creo que a la casa del ser también la han mandado a la calle.

Siempre es un gusto leerte

Saludos desde la Olla
www.piedrasdesopa.blogspot.com