sábado, enero 12, 2013




A rodajas

a rodajas

tallaré mi corazón

en rodajas

 

porque no siente

mi corazón no siente

no

presiente

no

señala nortes

no

 

a tacos

a taquitos

en juliana

mi corazón vegetal

la sopa de nadie

sin sustancia

 

objeto inanimado

corazón-objeto de quita y pon

de quita y pon

pon

pon

pon-pon

pon

pon

pon-pon.

 

Imagen: Ellen von Unwerth

 

4 comentarios:

Refresco de Luciérnagas dijo...

Corazón prêt à porter
Carpaccio de corazonada
La moda y la cocina, ese refugio descorazonador

Cómo me encanta el color rojo de Frau Unwerth

Nicolás Aravena dijo...

Hola, me gusta el estilo decadente de tu blog. No quiero que esto parezca publicidad, pero te invito a que revises este blog en donde voy publicando los capítulos de una novela que habla de la maldad interna en el ser humano y como esta se relaciona con el deseo sexual. Se llama Oscuridad y silencio, saludos, espero que te guste y me comentes que te parece.

http://oscysil.blogspot.com/

coco dijo...

Siempre mejor que te troceen el corazón en juliana, a que hagan croquetas, que luego nos sube el colesterol.
(Did I tell you today: I adore you?)

Osselin dijo...

Bastaría un poco de pimienta...roja.