domingo, septiembre 19, 2010

.

Nunca aprenderé a marchar a tiempo,
antes del cuerpo a cuerpo de palabras,
.............................................mucho antes.


¿quién recogerá de nuevo mis entrañas?
¿quién mirará otra vez a la no-luz para olvidarte?


Imagen: Luis Pulido

8 comentarios:

Refresco de Luciérnagas dijo...

Nadie recogerá tus palabras de la no-luz. No aprendas, aunque te duela el tiempo, y las entrañas volverán al cuerpo a cuerpo.

aura dijo...

Complicada asignatura planteas, por lo general se suspende.
Del resto, no me cabe duda que esa no-luz (preciosa) que emanas será recogida adecuadamente.

Es un placcer para los sentidos y las emociones pasearse por tu blog.

Un abrazo

Basquiat dijo...

de lo que siempre hacemos, cual destino.
besos.

aniki dijo...

Espléndida fotografía. Hace un año estuve en Florencia y pude ver de cerca la estatua del hombre sosteniendo una cabeza recién cortada. ¿Crees que el decapitado no aprendió a marchar a tiempo?. Las palabras no marcan el fin de una época. Es en el silencio donde uno halla su propia muerte.

Besossss.

RAB dijo...

Una vez me dijeron "con el tiempo", pero a la persona que lo dijo, se le quebró la voz...
Te recoges. Te recoges tú. Te vuelves cobra bailarina. Es el poder del amor que has sembrado en ti misma desde él/ella. Es decir que eres TÚ.

El Éxodo dijo...

Una asignatura pendiente casi universal. A veces no la aprendemos ni incluso después de mucho tiempo de haberse iniciado el exilio o el destierro.

Abrazos.

antonio medinilla dijo...

Las preguntas no precisan respuestas: el poema es el lugar. Estupendos versos, estimada.

coco dijo...

Ven, que te mimo.