viernes, noviembre 21, 2008


Pasa el tiempo. Parece que ya no, pero vuelves. Parpadean tus manos y lo atrapas. Una puerta, dos bisagras opuestas. Dos espinas y un solo nombre. Y pasa el tiempo y aún duele. Parece que no, pero aún duele. Se enquista en el vientre la sal de otros mares. Recojo sombras, apilo instantes, la fugaz presencia del arrebato. Un espejismo detiene el tiempo en la hora de los recuentos. Comparto la inmovilidad de su mirada en nuestros cuerpos, la palabra que penetra en la noche como en una cavidad que aguarda, los labios como cuencos encendidos, la genuflexa voz que pide más. Una pregunta no dicha invoca el pie que se lame en la lengua de la mujer alfombra. Nunca será pronunciada, pero un murmullo desde el linde del abismo se interroga [¿Nos merece?]. No respondas.




Imagen: Walmont

19 comentarios:

David dijo...

Yo creo que es un texto precioso, a lo demás no contesto.

CurroClint dijo...

Con el silencio,
se pueden medir sombras,
pero no lindes...

Mua!

La sonrisa de Hiperión dijo...

"los labios como cuencos encendidos, la genuflexa voz que pide más."

Viva el calentón que nos mantiene en temperatura ardiente. Siempre pensando en lo único.
saludos

Los pasos que no doy dijo...

Es mejor no contestar, es una pregunta muy difícil...

MIZPAH dijo...

La respuesta sólo la sabes tú.
Siempre dispones de tus dos palabras...

kasivirgen dijo...

Jaidel me recomendó, Sintagma.
Debe ser algo de ir a la "moda" He pasado por aquí, varias veces.
Es intimista, tanto que creo que me pierdo cosas. Será cuestión del significado de los significantes.
Mientras vos partís de la lingüística, yo, lo debo hacer (supongo) desde el concepto Lacaniano.
Vos del sonido al concepto. Yo de lo consciente a lo inconsciente. Vos el la solidez de filología. Yo en lo efímero del psicoanálisis.
En fin te seguiré desde mi diván a ver si con la referencia filológica me comprendo.
Kasivirgen

cristal00k dijo...

Un espejismo detiene el tiempo en la hora de los recuentos. Hoy, esa es mi respuesta. Mañana quien sabe...

Ana di Zacco dijo...

Ya sabes qué opino de esa serie. Igual os merecéis también la una a la otra.
Me ha encantado la fugaz presencia del arrebato, la cavidad que aguarda, y sobre todo la lengua que lame su pie, lo merezca o no es una estampa que pone mucho:)

Violant de Bru dijo...

Un text sensual i colpidor.

Eria.. dijo...

Tampoco se si sabría la respuesta...
Besitos varios.

UMA dijo...

Tampoco responderè...
A veces pasa el tiempo arañando las vìsceras.
Intenso, Sintagma.
Un abrazo

Mandarina azul dijo...

No, no hace falta que responda.
Sintagma, ¡este texto es lo más!

Dos por dos besos para ti. :)

Enredada dijo...

sin palabras.
Claro que no hay que responder.

havier dijo...

Nunca nada merece del todo una respuesta o del todo un silencio; las cosas que vivimos hablan, con mas seguridad, desde las bocas calladas…desde las miradas inmóviles.

Un beso.

Violeta dijo...

Una sola paraula: brutal.

Violeta dijo...

Una sola paraula: brutal.

El Deme dijo...

Hija, levántate, que vas a coger frío...

coco dijo...

Ven, querida, que te mimo.

IGNACIO dijo...

Todos merecemos algo de amor, y de silencio.
Bs.