miércoles, noviembre 05, 2008



Mueves tus piezas. Cada vez más cerca, acontando espacios, marcando este territorio transparente. Yo miro desde lejos, observo la jugada, mantengo la compostura. Me queda aún alguna carta en la manga, un as tramposo que me devuelva sus pasos. Recuerda: Dos no es sólo un número. Existe un tiempo llamado derrota pero yo acuno relojes en regazos oscuros.




Imagen: Jam Abelanet

26 comentarios:

coco dijo...

Y el jaque al rey siempre es más mortífero que el jaque a la dama. Aunque menos doloroso. Y si no, que se lo pregunten a la dama que está en jaque en la foto.

Sangre dijo...

Si...me gusta.

amor dijo...

eso de la derrota me suena, lo he vivido, lo vivo aún, y duele

Fernando dijo...

y aún así siempre perdemos...besos.

Soportándome dijo...

Creo que la derrota es siempre de dos

Belén dijo...

Pero no hay derrotas en el amor, solo pulsos cambiados...

Besicos

Creatura dijo...

Pues no sé, ni derrotas ni nada. Es un juego que, como todos, se termina tarde o temprano. Y vuelta a empezar a otro distinto y a la vez parecido. Unas veces se acaba más satisfecho y otras, menos.
El caso no es mirar atrás.

A ver, yo me lo he pasado genial jugando al escondite y ya no juego. Pero no me paro a pensar los buenos momentos que viví con ese juego. Tengo un buen recuerdo y ya está. Y nuevos juegos.

Y espero no haberme liado con el comment y haber contado lo que no era (que soy muy malo interpretando textos y poemas). Lo siento chic@s!

UMA dijo...

Como mujer, siempre habrà un as en la manga :D
Y eso està muy bien.
Un placer, Sintagma

JuanR Cuchhi dijo...

de lo oscuro a lo más Oscuro...
besos.

Enredada dijo...

genial... tus letras son vibrantes..
besos

enrique dijo...

Menudo equilibrio!!

moderato_Dos_josef dijo...

Sublime!

Novicia Dalila dijo...

Me encanta tomarlo a veces como un juego de estrategia. Me divierte y me motiva. Me enganchan los retos. No lo puedo evitar.

El éxodo dijo...

¿Una carta de amor, de rendición, de despedida? Hay ases que, aunque pudieran ser imprescindibles, no por ello dejan de dolernos, apuntalados, en la manga. Mejor jugarlo cuanto antes. No conviene estar acunando relojes mucho tiempo, se pueden dormir para siempre.

Abrazos.

Eria.. dijo...

Que bello escribes. Siempre.
Besitos varios.

Pilar M Clares dijo...

Dos no es solo un número, es muchíisimo peor. Ay

CurroClint dijo...

La compostura
proporciona ganancias
con la paciencia...

Mua!

Lula dijo...

Uf..., suena a vendetta.

Robin dijo...

Dos, la partida en juego, el tiempo que arbitra, un mundo inventado es la mesa de juego,
y las trampas como nubes negras irrumpiendo.

Mixha dijo...

Interesante juego de palabras, llenas de significados con apariencia de un domino, buenísimo, un beso


y la foto sorprendente..

Efter dijo...

Gracias por la visita y gracias por la bonita composición. Cuidado con las trampas, a veces son peligrosas :D Pero el riesgo puede merecer la pena.

Felipe Sérvulo dijo...

Me tienes que contar de dónde sacas estas fotografías tan sugerentes.
Sobre el texto, nada que decir nuevo: sobresaliente.
Un fuerte abrazo.

LOLA GRACIA dijo...

Yo estoy derrotada, Sintagma. Soy una pésima estratega del amor.

Ana di Zacco dijo...

Qué gran cosa es tener ases en la manga, aich...

Churra dijo...

Si acunas esos relojes podras hacer con el tiempo lo que quieras .Apuesta todo.
Un beso

MIZPAH dijo...

Cierto, dos no es sólo un número. Ni siquiera el resultado inequívoco de la suma de uno y uno. Dos es más...