martes, junio 24, 2008


Me hablas de piel y un aullido me recorre. Recala en la mirada encendida que te busca. Cazador contra cazador, pieza domada, trampa de lunas. Escóndete o te anudo a mi ombligo. Sí. Cuenta una vez más. Uno, dos, tres, cuatro, señuelo de bocas, anzuelo de gemidos.




Imagen: Helmut Newton

21 comentarios:

maria* dijo...

Como siempre, muy sugerente. :) Me gustó este.
¡Qué grande Helmut Newton!

Hernando dijo...

Contigo me turbo, me perturbo y me desvivo. Luego aprendo.

Sólo fue un instante, pero haciendo una foto, me he dado cuenta; que Luis Eduardo es más alto, pero tú..., más grande.

Un besito

Luna Carmesi dijo...

Y ahora resulta que tu texto me resulta evocador...
Ay...

Miguelo dijo...

que foto mas sutil

Camille Stein dijo...

anzuelo y cebo es tu piel cuando se escribe

empiezo a contar...

un beso

Ziryab dijo...

Loba, loba herida.
Huelo tu carne.
Voy hacia ti.

enrique dijo...

Poesía en prosa, lengua viva...
Estupenda foto.

NoSurrender dijo...

Menuda cazadora debes estar tú hecha ;) ¡buenos aullidos para la piel!

jv dijo...

Recalan en ti…en tus palabras…las miradas, los sentidos, los testimonios que se creían de mármol, las vivencias que se creían frágiles, los pecados que se creen capaces (ilusos) de acarrear insomnio…

Recala en el azul de tus palabras porque, es cierto, son anzuelos de emociones.

Un beso.

Landahlauts dijo...

Cazador o pieza... cualquier opción es válida y agradable.

Saludos, Sintagma.

Enredada dijo...

Hermoso.... gran cazadora
besos

38 grados dijo...

¿quien disfruta más, el cazador o el cazado?
Eso sí, bien fuerte contra el ombligo.
Un placer, como siempre.

coco dijo...

Dicen que el deseo es una enfermedad que una vez contraida no se cura, si no es padeciéndola hasta el final (este post puede dar tanto de si, que espero que no se acabe aquí).

GIGER dijo...

Eriza mi piel ...

Fernando Sarría dijo...

en ese forcejeo hay siempre un momento de placer o no merece la pena...besos.

LOLA GRACIA dijo...

En fin...cuando dos cazadores se encuentran..el encuentro dura poco pero es brutal.

Fetish femina dijo...

La sedución como caza y domesticación son la única manera de entender el placer como una continua superación, y por lo tanto la única manera en que el corazón no acaba dejando de latir.

Alberto dijo...

Lo más profundo que tenemos es nuestra piel...

Los pasos que no doy dijo...

Se llama la llamada, y es de las cosas más ciertas e implacables de la vida.

Ana di Zacco dijo...

Cuántas veces me sorprendo aquí agradablemente...

UMA dijo...

Las manos que tiran parecen femeninas, se me antoja pensar que es una pelea cuerpo a cuerpo con una misma...bello...aunque por este sur nos depilamos enteras:))Besos.