lunes, junio 09, 2008

Es uno de esos maravillosos ángeles que de vez en cuando posan sus alas sobre mi tejado. Es esas cosas buenas de la vida, hermosísimo regalo. Sí, cómo no, hablo de Aute, porque Aute es Dios, incrédulos navegantes. Dios de los olvidados, dios de albas, dios del placer que sigue mojándolo todo, dios de la infinita ternura. Sus palabras nos arropan, me arropan, acompañan a la Perra Negra en esta verdad absoluta del sinsentido... a día de hoy.




Luis Eduardo Aute, A día de hoy

*Aute firmará su libro Poesía Completa. Volver al agua, compartiendo caseta conmigo el próximo sábado y domingo por la mañana (14 y 15 junio - caseta 122 de Ed. Sial).



en Abismos, fetiches, obsesiones y mares en calma

14 comentarios:

Christian Supiot dijo...

Menuda compañía!

Lula May dijo...

Mojándolo todo, qué lujo!!
¿En la Feria de Barcelona?

Besos.

Lula May dijo...

Acabo de leer el otro post de Petisme, así que entiendo que es en Madrid. Gracias.

enrique dijo...

Allí estaremos la legión de tus admiradores...

Camille Stein dijo...

un retratista del alma

testigo y cronista de tesoros perdidos

... el dios de las pequeñas cosas


un beso

Más claro, agua dijo...

¡Qué lujo de caseta! ¡Qué lujo de fin de semana!

Que firmes mucho junto al maestro ;-)

Neander dijo...

bueno, buenooooo, dios, lo que se dice dios... dejémoslo en vicedios, vale?

Neander dijo...

que son varios los candidatos, y sólo hay un puesto

Los pasos que no doy dijo...

Toma ya, mi niña¡ ole, con ole y olé¡, el orgullo para él de estar contigo en la caseta¡

Nuria dijo...

Enhorabuena por tu vuelta al agua, de ahí venimos al fin y al cabo.

Fernando dijo...

No podré estar, mi librería me reclama las 24h, pero siénteme cerca de ti.
Besos

Merce dijo...

Hace muchos años, muchos, Aute era imprescindible en mi vida. Luego el tiempo pasa y dejé, no sé porque, de escucharle...Creo que ha llegado el momento de rescatar algún viejo vinilo y recordar sus canciones...

Desde luego vais a estar ambos en buena compañía...

Un beso

Carmen dijo...

Allí estaba sentada, a la izquierda del Padre, con un aura que lo impregnaba todo...
Qué energía desprendías, Pura, qué calor "compañera"!!..
Besos

Guinda de Plata dijo...

Como admiradora fiel y rendida de Aute, me alegro muchísimo y espero que no te importe que sienta un pellizquito de envidia... :-))) Qué suerte, madre mía...

Besos,

B.