martes, mayo 27, 2008




Pasándonos el cigarro
en lenta ceremonia
las yemas de tus dedos
dejaban en las mías
miel de higos.



(Rodolfo Häsler, Poemas de arena)


Imagen: Stephanie Birgham


21 comentarios:

Merce dijo...

El azar es cruel...acabo de decidir dejar de fumar, no he hecho más que apagar el que de momento será el último cigarrillo...entro a visitarte y lo primero que veo es una boca exhalando humo...y la tercera palabra que leo es cigarro...jooooo

Camille Stein dijo...

una intimidad que comparte alientos, humos, rastros de confidencias susurradas...

38 grados dijo...

hasta que las yemas queden pegadas y se vean condenadas a vivir juntas entre humo eternamente.

Luna Carmesi dijo...

A veces el mas leve contacto despierta todo el alfabeto de la pasión...

UMA dijo...

Y las atesoraba:) Bellìsimo, Sintagma, y pleno de recuerdos. Un abrazo

Ñoco Le Bolo dijo...

Una sonrisa
=:)))

amor dijo...

la foto quema, sintag, con razón echa humo

amor

Lula May dijo...

Preciosa la imagen.
Besos.

Refresco de Luciérnagas dijo...

Yo he probado con todo, pero es que no hay manera, no puedo empezar a fumar. Lo he intentado solo, pero lo pienso, y repienso y cuando tengo la lumbre del mechero merodeando el extremo del cigarro, me tiembla el pulso. He probado chicles para empezar a fumar, y la verdad detesto sentirme vaca a primera hora de la mañana. He ido a dos médicos que tratan las adicciones, pero tampoco han conseguido que fume, dicen que deje otras adicciones para ver si consigo aferrarme al tabaco, pero coño llevo dos meses sin sexo y ¿no es suficiente todavía?. Es tan insoportable la existencia sin poder dar una calada, el no tener la más mínima necesidad de que el humo inunde de vacío blanco mi pecho, es como si me faltara algo. Me muero de ganas de pellizcar el culito de esa colilla con mis labios, pero definitivamente soy un caso perdido, se me esfuma la voluntad. Y lo que ya es la hostia, es cuando un colega te dice que ya lleva dos meses sin fumar, ¡eso sí que revienta y me hace comprender que este mundo está loco!

Felipe Sérvulo dijo...

Según diría mi inolvidable amigo Florentino Huerga, esta es una poesía "aseada" (1).
Un abrazo.
(1) Ya te explicaré.

Nuria dijo...

Miel de higos, enigmáticamente gráfico.

maRia dijo...

Ni me gusta la miel ni los higos, pero me encantan las metáforas.
Me ha gustado.

Basquiat dijo...

que bella posibilidad.

Los pasos que no doy dijo...

mmm... qué imagen¡ qué recuerdos...

Neander dijo...

tú probaste aquel "pan de higo" que vendían en los kioskos?
ké riko

NoSurrender dijo...

un buen poema para tiempos de crisis económica, desde luego :)

BUDOKAN dijo...

Cómo me gusta la mujer que fuma, ese humo erótico saliendo de su boca la vuelve irresistible. Saludos!

alfaro dijo...

Y yo que llevo años sin fumar, lo que me estoy perdiendo....corro al estanco más próximo, no quiero perderme nada...

u minúscula dijo...

hola pura..

Estel_Julià dijo...

Sintagma,


De rojo va la cosa, qué logrado el poema y la imagen, gracias por traerlo hasta aquí.


Un abrazo,


Estel J.

atikus dijo...

No he probado la miel de higos, quizás necesite una compañera...