viernes, abril 11, 2008



El tiempo te muestra,
rostro real de ese pasado tahur,
reo y verdugo de ti mismo.
Una calavera entona tu nombre,
rey del olvido,
patán de hotel.

Indolencia se mira,
dibuja otra sonrisa en sus manos
cobijando ese tú que ella aún salva,
pero todos saben
que ayer,
amor se le murió en las fauces del amor.



Imagen: Lyndon Amsterdam

19 comentarios:

Neander dijo...

¿Cómo fue la cam... perdón, la mesa redonda?

LOLA GRACIA dijo...

No sabe nada Indolencia. Besicos, Pura...espero que llegases bien.

Ñoco Le Bolo dijo...

De cuando el amor se consume a si mismo...

Churra dijo...

Aun salva ese tú...ya es bastante .
besos

Mujer con Piernas dijo...

..patán de hotel..es magnífico. Dále duro, coño.

Besísimo, bella.

NoSurrender dijo...

es que las fauces del amor son hambrientas y despiadadas. Hay que hacer antes un curso acelerado de Domador de Amores. Qué manía tenemos de no respetar las reglas.

humilde dijo...

....a veces los finales están escritos.... y nos lanzamos hacia ellos sin remedio....

UMA dijo...

Siempre ella 'salva cobijando' parte de ese tù, serà por no desmembrar la entereza, o no sentirse una imbècil.
Una se cuida, y hace bien.
Un abrazo, Sintagma

Luna Carmesi dijo...

Tiempo, indolencia y amor son elementos quimicos que deben tratarse por separado en todo laboratorio...

(Igual hasta me inspiras una entrada... jajaja)

:-)

Buen finde!

Camille Stein dijo...

amor completo hasta el final, hasta en su último despliegue: el dolor.

Beso.

nancicomansi dijo...

tal para cual, no?
estupenda foto aunque desoladoramente triste...

JAC dijo...

Suele pasar... aun así y arriesgando, merece la pena!

saludos

nanuk dijo...

A veces el amor muere en el amor y nace en el dolor...
A veces tiene que hacerlo.

Mityu dijo...

Un día no salvará ni a ese tú y todo será posible.
Mientras, queda la eternidad del poema, en el que laten tantas fauces.

Noray dijo...

Degarradora poesía, lucha entre el amor y la muerte.

coco dijo...

Creo que me voy a hacer deboto del primer mandamiento. Amar a Indolencia Guzmán como te amo a ti misma. Alguien me da una ostia? Para comulgar y tal.

PIZARR dijo...

Amor desgarrado, destruido por el tiempo, por el propio amor.

Espero que la mesa redonda saliera perfecta.

Un beso

Patri dijo...

....dichosa indolencia....pero quien diablos se cree! Un beso guapa

jv dijo...

Muchas personas corriendo entre los huecos de tu poema y una sola espalda ocultando su cara en la habitación de un hotel…y un “tú” que no desearía serlo busca un azul en unas manos que esconden una cara… ¿qué llora?

Amor es ave fénix…

Un beso.