domingo, octubre 21, 2007

Soledad



Un ciudadano saudí se divorcia porque su esposa vio sola un programa presentado por un hombre

El marido se rige por una estricta doctrina del islam que prohíbe que las mujeres estén solas con un hombre que no sea un familiar

AFP
RIAD
Un ciudadano de Arabia Saudí ha solicitado el divorcio de su esposa alegando que su mujer vio sola un programa de televisión presentado por un hombre, según ha publicado el diario Al Shams.

El hombre, cuya identidad no ha sido revelada, es seguidor del wahhabismo, una doctrina muy estricta del islam que prohíbe formalmente al sexo femenino permanecer a solas con un hombre que no sea de su propia familia, ha precisado el diario.

En Arabia Saudí las mujeres deben aparecer en público obligatoriamente con velo, no pueden viajar sin la autorización de su marido o de un hombre de su familia, ni pueden comer solas en un restaurante. Pero los hombres pueden divorciarse sin procedimiento judicial.


Imagen: Jan Hronsky

22 comentarios:

Ana di Zacco dijo...

Ante cosas así uno se pregunta otra vez sobre el libre albedrío, si es una pura cuestión de la caprichosa suerte el haber nacido en un lugar del planeta u en otro.

38 grados dijo...

Eso le pasa por meter la "tentación" (vease TV) en casa....
de verdad que cuestan creer estas noticias....

liton dijo...

¿Véis para que sirve el petróleo?

mandarina azul dijo...

Qué mala leche se me pone, no lo puedo evitar...

eSadElBlOg dijo...

vaya tela

coco dijo...

Espero que dios no me encuentre solo, viendo en la tele los simpson. Vaya a ser que se divorcie de mi. No sé si podría soportar tanta felicidad.

MentesSueltas dijo...

Desastre... sólo eso. Mil gracias por tu visita, te debia una.

Te abrazo con afecto.

MentesSueltas

PerSe dijo...

la verdad es que es muy dificil comprender o juzgar costumbres y culturas desde miradas extrañas

Más claro, agua dijo...

Es la diferencia entre la telebasura y la "realidad basura"...

Batiscafo dijo...

lo que hay que ver...

El buzón de mi casa dijo...

Aun puede dar gracias a Ala, que la han dejado con vida, aunque nos sé si lo que le esperar a partir de ahora a esta desdichada se le puede llamar vida.

En lo que va de año dos mujeres han sido ejecutadas en Arabia Saudita por el terrible delito de amarse, esta claro que donde se prohíbe el amor impera la violencia.

Me sorprende la tibieza con que calificamos este tipo de actos desde occidente y como se cuelan a diario por los vericuetos de la tolerancia las justificaciones mas rancias hacia las actitudes y las acciones de los enemigos de La Libertad. Como los verdugos son excusados por razones tan infantiles – si infantiles - como que son de una cultura diferente que no comprendemos....

Dejémonos de ñoñerias el Islam es una doctrina que en si misma justifica la desigualdad entre los seres humanos.

S.in B. gracias por agitar las ramas.

Un beso

http://www.wikio.es/internacional/medio_oriente/arabia_saudita

Luna Carmesi dijo...

No puedo opinar del Islam en profundidad. Pero a veces me parece que lo peor de esa 'doctrina' (como en casi todas) es la lectura que algunos hacen de ella.
Lamentable.

Ñoco Le Bolo dijo...

Desde el cómodo Occidente leemos, oímos y vemos estas cosas que nos causan un estupor pasajero. Y es que resulta que estamos inermes ante la estupidez humana. Es tanta, y tan extendida, que el mecanismo es ignorar, olvidar. Pero la realidad está ahí y, a menor escala, alrededor nuestro.
Eso sí, tenemos una ventaja, a nosotros no nos suele costar la vida, solo la dignidad, que tiene un coste bajo.

Anónimo dijo...

¿Y con estos es con los que tenemos que aliarnos civilizadamente?

Lo que no se puede seguir obviando es que el islam trata a la mujer como un "ciudadano" de segunda. Y cuanto más se cierra los ojos por parte de determinados sectores de la sociedad más duro da la realidad en los morros.

Menos mal que soy hombre...

Tyler.

Anónimo dijo...

Para los que no captaron la ironía: soy hombre pero me parece absolutamente inaceptable. Y como alguien ha dicho, todavía tendrá que dar gracias porque no la lapidan.

Saludos.

Tyler.

NoSurrender dijo...

a mí me parece una buena noticia. Me alegro muchísimo por esa señora. Mi enhorabuena por ese divorcio.

josejimenez dijo...

que pena que pase el tiempo
que pena de esta manera
que pena que se acabara
y me siga dando pena...

es tan triste ser dueño de la voluntad de otra persona... es tan restrictivo, tan cobarde, tan ruin.

tan inhumano.

tressert dijo...

Pues a mi me gustan algunos velos y la imagen de arriba me sugiere que hecha la ley hecha la trampa.

Los pasos que no doy dijo...

Arabia Saudí es uno de los países en los que la mujer sufre mayor discriminación..., pero claro, como son amigos...

Sí me gustaría decir que no creo que el Islam sea el origen de esa discriminación. Al menos no más que el Cristianismo los con las mujeres en Occidente..., o es que no nos acordamos de las cosas que dice Rouco?

El quid es desterrar la religión del poder político. Sólo así avanzan los países. La religión, cualquiera, es nefasta cuando tiene poder político.

Landahlauts dijo...

Si es que... últimamente estáis muy casquivanas...

:)


Saludos, Sintagma.

Anónimo dijo...

Me gustaria decir que el Islam SI es el origen de esa discriminación: y el que no lo crea que lea un poquito el Corán. En él se dice que el testimonio de una mujer vale la mitad que el de un hombre, que cuando muera el padre herede la mitad del hombre, que cuando está con la regla es impura... No soy cristiano ni católico pero la biblia no dice nada de todo eso. La utilización que haya hecho luego la Iglesia en determinados periodos historicos nada tiene nada que ver con sus fuentes originales.

Y sí, vale, fuera la religión del poder político. Pero toda ¿eh? No vayamos a quitar a una para meter a otra... Que ahora que hemos quitado el crucifijo de las escuelas no nos quieran meter los velos... Aunque esos padres islámicos nos digan que sus hijas (de ocho años) están contentísimas llevando el velo...

Creo que las mujeres deberían ser la primeras en oponerse. Solo hay que ver la situacion de la mujer en CUALQUIER pais islámico.

P.D. E insisto, yo soy hombre. Heredaría el doble. ;-)

Saludos.

Tyler

CurroClint dijo...

Ante ese fanatismo religioso ¿Qué se puede hacer? Si para colmo es un hecho institucional... ¿Ir allí a explicarles que eso no debe ser así? ¿Y que hay de las lapidaciones? ¿Qué hacemos? ¿Vamos y los bombardeamos? ¿Y luego nos planteamos que la violencia no es la fórmula?... Paso. Ante éstas cosas siempre me pregunto lo mismo. Y Al final acabo con mi propia respuesta. Allá ellos. Es su cultura, sus costumbre, su vida, su desierto, su tradición... Para nosotros es imposible comprenderlo y aceptarlo. Pero no nos queda más remedio que respetarlo. Aunque nos hieva la sangre. ¡Coño, ya me he alterado!!