martes, septiembre 25, 2007

Tesoros


Vamos acumulando miles de cosas. Unas que sabemos inútiles desde el principio; otras que nos parecen el más precioso de los tesoros, irrenunciables ya en nuestras vidas. Repasamos los viejos álbumes de fotos. Aparecemos sonrientes, mirando al infinito, diciendo: sí, yo estuve aquí. También caras amigas que jamás compartieron un café con nosotros, miradas seductoras en promesas de todo (todo) a cien. Y de pronto sobreviene el desatre, un oscuro tsunami de silencio se lleva a su paso cuanto encuentra. No queda rastro de todo aquello que formaba parte de nosotros como un apéndice más. Y nos vamos de alquiler a otra choza tan solo con lo puesto. Nos sentamos frente a este mar de continuas olas e, inexplicablemente, una paz desconocida nos sobreviene. Y uno piensa que quizás todo lo amado sabía más a lastre que a puerto que se desea. Dentro de unos días reconstruiré mi cabaña, sin prisas. Seguramente volveré a atesorar todo cuanto arribe a mi playa y se convertirá de nuevo en un tesoro imprescindible en este tapiz que se teje y se desteje. Un disco duro inmaculado me aguarda.


Imagen: Gustav Klimt

24 comentarios:

IGNACIO dijo...

Siempre aunque no sea material, nos llevamos algo sentimental, o nostálgico a nuestra nueva guarida.

Bs.

Lula Fortune dijo...

Hasta hace poco yo era como una araña enfermiza y acaparadora que tejía los recuerdos con objetos, papeles, servilletas, láminas, entradas de museos...
Debe ser el paso del tiempo, pero siento la necesidad de desprenderme de todo, como en ese poema de JRJ: "...poesía, desnuda para siempre".
No quiero más tesoro que el poder vivir y contarlo. Besos preciosos.

Mallén dijo...

Suerte desde ya en esta nueva empresa... si te sirve, tengo unas caracolas preciosas.

Bambola dijo...

cada final tiene su principio i cada princio un final, se lo merecen por la pasion...

Tantas veces he emezado de 0, que agradezco todas las nuevas maneras de guardar las fotos en una "uña", aunque sea de dolor.
Suerte :)

coco dijo...

Si tienes la idea genial del "poyaque" (estamos) póngame el windows vista, pídete dos Gb de RAM o te va a funcionar a pedales.
De nada reina.

eSadElBlOg dijo...

pero cada vez se teje mejor

Carz dijo...

Hace un par de semanas el azar me llevo a encontrarme a un viejo amigo, compañero de pensión, en nuestros años de estudiantes.
Habían pasado nada menos que 18 años sin saber el uno del otro.
Su vida había sido previsible. La mía, por un giro del destino, ha sido muy distinta de la que él se imaginaba.
Cuando me llegó su correo, unos días antes de quedar para vernos, repasé las fotos antiguas y llegué al convencimiento de que no seríamos dos extraños a pesar del tiempo transcurrido. Y así fue. Me contó cosas que ha nadie más había contado, igual que cuando nos las contábamos de estudiantes.
El tsunami del silencio y del tiempo poco puede frente a la sintonía de las almas, aunque las circunscias parezcan indicar lo contrario.

Un abrazo.

torredebabel dijo...

son dos que atesouran. De todo, case calquera cousa. Hai quen non dubidaría en chamarme fetichista. Penso que algo diso haberá porque moitas cousas gardan o espirito dun momento, dunha persoa, dun tempo feliz.

PerSe dijo...

aun con el temor que a todos nos da... la incertidumbre es parte del juego ....

Abril Lech dijo...

Tienes razón, aún cuando el terror de perder todo -del disco rígido lo peor- asuste siempre. Pero la vida demuestra que a veces eso es lo que nos deja mas liviano y nos permite levantar vuelo.

BUDOKAN dijo...

Hola, que bueno lo que has escrito sobre la relación que tenemos con nuestros tesoros muchos de ellos verdaderos y otros no tanto. Saludos!

Naty dijo...

Muy cierto: tooooooodo viene y va (y que rico es eso)... Descubriendo nuevos territorios, nos enriquecemos de a ratitos con lo que nos regala la vida... Y de paso le damos un golpe fulminante, a esa pesada compañía que se llama Rutina-Monotonía... Saluditos ( y que disfrutes tu cabaña, mientras el disco duro inmaculado, aguarda ;)

S (ese) dijo...

Empezar de nuevo mola.

Mityu dijo...

Es una mañana en la que coincidimos recogiendo el hatillo, para marchar a nuevas playas. Me siento cercana a todo lo que has dicho, pues yo también he perdido tesoros que nunca fueron, y ando buscando refugio que mis manos habrán de construir o no se materializará. Conozco una playa, la de los niños perdidos. Allá me dirijo. Y desde allá te seguiré leyendo.
Salud

CinQue dijo...

Son como huellas en la playa, viene la ola y las borra, pero eso no quiere decir que nunca anduviste por ahí...

Muaaaa.

Ana di Zacco dijo...

Debe ser contagioso, yo tb ando tirando todo aquello que no ha sido usado, mirado, o tenido sentido durante más de un año pongamos. Todo caduca menos nuestra memoria, y la posesión, más que liberar, nos ata a papeles, fotos, jarritos y trozos de materia en la que lo demás lo ponemos nosotros. Un lastre, sí.
Nada, hoy otro viaje al container: la liberación.

Los pasos que no doy dijo...

Siempre nos llevamos cosas de los demás, sin lo demás no seríamos lo que somos. Algo de ellos siempre permanece.

Joer, y menos mal¡

Vumte dijo...

Nos atemoriza más pensar que se puede perder nuestro disco duro al hecho de formatearlo.

Joder con la cidad de la caducidad !!!

NoSurrender dijo...

estoy con Los Pasos; los tsunamis no pueden con lo que se comparte. besos.

quantum dijo...

La vida es un continuo soltar amarras y amarrarse. Con todo, yo me aferro a lo permanente, a creer que existe.

Besos, Tesoroinblue.

nancicomansi dijo...

Borrón y cuenta nueva...cada vez, con el paso de los años se nos da mejor, no?

Un besazo!

Clementine dijo...

Hay cosas que aunque quisieramos dejar atrás, no podemos...ya hacen parte de nuestra esencia, hacen parte de "el material" con que stamos hechos..pero vienen mil cosas más, muchisimas mas para continuar el cilo de tejer y destejer.

besos

sebastian perinotti dijo...

amo la obra de klimt! es uno de mis artistas preferidos, sueño con algun dia tener uno.

Liton dijo...

Formatea y vencerás.