sábado, julio 14, 2007

VEINTITRÉS





VEINTITRÉS. Llueves. Te derramas en mi boca. Ya no quedan caminos, sólo el fulgor de tus manos. Se estremece el tiempo. Fecundas encuentros en el vuelo húmedo de la sirena. Me toca tu voz esperada. Humedad láctea en los ojos amarillos de la luna. Impregnas mi piel, nómada de deseo y deshago la lluvia en las manos del olvido. Ahora lo sé,

me faltabas tú.




Imagen: Xav Aka Sakana
Música: Martirio, Me faltabas tú.

12 comentarios:

Vumte dijo...

Dos veces veintitrés... en esta tarde amarilla entre las rendijas de la ventana del PC y el azul de la voz de Martirio, en la que me he bajado del mundo para hacer un inventario de "faltabas tú"


Fdo. el 91

Marc dijo...

Acabo de salir de la ducha, me esta recorriendo una gota el rostro, y tú esperándome.

Hay días que todo marcha sobre ruedas.

India Ning dijo...

VEINTICUATRO. Me encantas.

enrique dijo...

Impresionantemente sensual.
Hermosa lluvia.

atikus dijo...

efecto del calor quizás?..las tormentas veraniegas...

tTiger dijo...

Estremecedor. Eres única describiendo con elegancia determinadas circunstancias. Haces que me palpite el cuerpo entero al embarcarme en la imagen que describes. Gracias por compartir con los simples mortales tus letras.

Recibe un cariñoso saludo,
tTiger

India Ning dijo...

VEINTICINCO: pobretona tú.

mandarina azul dijo...

Aaaah... "llueves". No hay mejor tormenta que la que cae sobre dos bocas.
Qué cosas más bonitas dices, por dios. :)

sofia dijo...

ay que morbosa la tormeta de verano y el reencuentro entre gotas, porque se encuentran, no? se pillan en amarillo, no?

liton dijo...

Tierras de humedales.

Mallén dijo...

Pues que vivan las tormentas...

Osselin dijo...

Entre Freud, Dalí y Stoker. Original.