jueves, junio 07, 2007

VEINTIDÓS


VEINTIDÓS. Llovió antes y lloverá después de que te vayas. Guardaré la luz de la tormenta en la última palabra, en la lucha que devora cuerpos a brazadas. Alma, húmeda ternura, hablan tus ojos y el viento te siembra. Aún así, los dos sabemos que volverán a llover palomas después de tu mirada. Pacto de lo inevitable,

son cosas que pasan.








Imagen: Xav Aka Sakana
Canta: Martirio, Son cosas que pasan



10 comentarios:

enrique dijo...

"Guardaré la luz de la tormenta en la última palabra".
Qué manera de crear belleza con el idioma, castellano...
Besos

Osselin dijo...

Me intriga, si como poeta, tienes poesía que cante a la alegría y si deseas mostrarla.

LOLA GRACIA dijo...

Llover palomas y arrullos, inevitablemente. Qué bello, Pura.

Carz dijo...

Pactar lo inevitable tiene escaso mérito.
Mejor pacta con el diablo (si lo encuentras)

Robin dijo...

Lluvias han filtrado en estos últimos meses.

Conocer tus versos me tiene enamorado in blue (pero sin dramatizar…)

Y a un “tris” estuve de poder verte en Barcelona.

Caminito adelante vendrá otro cruce de caminos, volverán a llover….

Besos.

NoSurrender dijo...

gracias por la tormenta

humilde dijo...

....el encanto de los tránsitos....

liton dijo...

Puro Pura....Gracias por ésto y por lo demás.
Liton.

coco dijo...

Me encanta la lluvia. Y las tormentas. Siempre que no se desencadenen en el corazón.

Son cosas que pasan y quedan. Aunque nosotros queramos pasar.

Joss dijo...

...seguro que seguirá lloviendo!

DTB