viernes, mayo 25, 2007

Nola Ochs



AFP. Nola Ochs, nacida en 1911, recibió el sábado su licenciatura en estudios generales con énfasis en Historia, en una ceremonia de entrega de títulos en el campus donde vivía con el resto de los estudiantes. 'Fue formidable. Todo el mundo se levantó y me ovacionó', dijo Ochs.

Ochs tomó cursos por correspondencia por primera vez en 1978 desde su casa en Jetmore (Kansas). Después de la muerte de su marido, un agricultor, comenzó a estudiar 'para divertirse, pasar el rato y hacer lo que me agradaba. Podía darme el gusto', declaró.

El año pasado, Ochs decidió vivir en el campus, donde residen 4.500 estudiantes, para terminar finalmente su licenciatura. 'Estudié Historia porque, como saben, fui testigo de muchas historias y eso me interesa. Tengo en mí una necesidad de saber más'. 'Los estudiantes me aceptaron en el campus como cualquier otro estudiante. Me llamaban por mi nombre. Estaba muy cómoda', confesó Ochs, feliz de haber marcado un hito. 'Estoy realmente encantada. No me lo esperaba en absoluto. Espero que esto inspire a otros porque es necesario aprender siempre. Uno nunca ha terminado su educación, saben'.

El próximo año, Ochs, que aún conduce, tiene previsto tomar cursos para usar internet e iniciarse en el arte de la narración.



Imagen: Michael Parkes

(* he sustituido el término "anciana" por el de "mujer")

15 comentarios:

coco dijo...

Vaya, es como Sarita Montiel, pero con estudios.

Osselin dijo...

Es curioso, el español del relato tiene algunos giros, modismos y usos verbales sudamericanos. O más bien los sudamericanos tienen algunos giros, modismos o usos verbales gallegos:)
El tratamiento de la historia es totalmente norteamericano. Si ese efectos es buscado, la verdad es que está muy bien conseguido.
Con respecto al contenido, creo que cualquier persona inteligente no deja pasar un día sin aprender algo.
Uno de los motivos de mis visitas diarias a este blog es que aprendo muchísimo sobre el mundo interior femenino. Es realmente sorprendente ,lo excelente comunicadora poética que eres.
Disfruto mucho contigo.
Saludos.

Osselin dijo...

Ya lo tengo. Es el lenguaje del traductor de France press.
La edad también impacta.

NoSurrender dijo...

estas cosas animan. Desde que terminé mi carrera y me puse a trabajar en el siglo pasado, siempre quise matricularme para estudiar Historia.

Aún tengo tiempo!

India Ning dijo...

Yo me iba a poner profunda, optimista, a decir que nunca es tarde para nada. Pero leo el comentario de ese psicópata apodado Coco ¿y qué voy a decir, si me estoy meando?

Amor dijo...

si es que hay que vivir, que si no te mueres
¿a que sí?
amor

modes amestoy dijo...

siempre hay personas que nois admiran, a sus años... es maravilloso
Un abrazo

Adúlter dijo...

Un nuevo nicho de mercado para las universidades, ¡genial! ;)

tressert dijo...

Si llego a los 95 tambien quiero estudiar Historia. Será la mejor manera de combatir mi falta de memoria.
besos.

Joss dijo...

Nunca es tarde...
(creo)

DTB

coco dijo...

Pues yo, a los 98 quiero estudiar sexología. Más que nada, por la clase semanal de prácticas. Me hará una ilusión. ¿Practicarás conmigo?

India Ning dijo...

Dile que no, Sintag, así seguirá insistiendo y nos podremos seguir riendo un rato.
Este Coco... ;)

LE MOSQUITO dijo...

Lei esta noticia hace un par de días, y me sorprendió. Me sorprendió porque es algo común en España. He trabajado con ancianos, mujeres y hombres (yo escribo ancianos, viejos, mayores... porque se identifican sin traumas y con buen humor con estos sustantivos). Sé que hay viejos metiendo codos para obtener el título de E.S.O., o una diplomatura o licenciatura universitaria; también para coser y cantar o hacer Teatro, danza, gimnasia, miga de pan, cerámica, biblioteconomía, guía turístico... De todo. Los mayores con que he trabajado me han dado, en muchas ocasiones, lecciones de energía, vitalidad, constancia, optimismo... y me han ayudado a reconocer y consolidar valores como respeto, solidaridad, amor, humor...
Hay quienes puedan pensar que la alabanza del jubilado es un tópico, tan devaluada como está por quienes quieren sacar tajada (votos) de su edad. Los mayores son mayores, viejos, ancianos... pero no niños o bobos a quienes puedas engañar con cucamonas y flores. Son personas, y como personas hay que convivir con ellos.
De persona a persona, en más de una ocasión, alguno/a me comentó:
- Ay, quien tuviese tu edad, tan joven.
Y yo siempre he contestado.
- Ay, quien tuviese la oportunidad de firmar por tus años ya vividos. Yo, aún no he llegado, y quiero.
:)

nancicomansi dijo...

Yo quiero ser "asín" de mayor...

liton dijo...

Brava y paciente mujer.