viernes, abril 20, 2007

Preferencias



Sigmund Freud, padre del psicoanálisis, no podrá ser homenajeado con un monumento en el centro de Praga luego de que los vecinos del lugar prefirieran rendirle un póstumo reconocimiento a las cabras que habitaron allí hace más de cien años.

La personalidad humana y el carácter social, largamente estudiadas por el teórico austríaco, determinaron su derrota a la hora de decidir si en la Kozi Placek (Plaza de la Cabra) deberían regresar los animales o las teorías del "Super-ego".

La asociación Amigos de la Cabra, que obtuvo el 75% de los votos para desterrar el monumento a Freud, basó sus tesis en que un homenaje de este tipo puede ser ubicado en cualquier sitio de la República Checa, mientras "la estatua de una cabra debe estar ubicada únicamente en la Plaza de la Cabra".

La condena de varios representantes del psicoanálisis checo no se hizo esperar, aunque entre los discípulos del estudioso austríaco existen algunas teorías para explicar la aplastante derrota: "los habitantes de Praga están más locos que una cabra".



Imagen: Maria Candler

20 comentarios:

enrique dijo...

Genial, Pura.
Da mucho gustito leer tus entradas, siempre.
Ahora ya sabemos que el dicho popular de "estar como una cabra" tiene base científica.
Me lo imaginaba.

Landahlauts dijo...

Bueno, en realidad, tampoco habría quedado muy bien una estatua a Freud en La Plaza de la Cabra. Deberá de esperar elpadredelsicoanálisis a que hagan una plaza con su nombre...

Además, todo el mundo sabe que en Praga, la Asociación de Amigos de la Cabra es un grupo de presión muy importante...

:)

Más claro, agua dijo...

Freud es a una cabra lo que una plaza a una pizza.

No entiendo, por tanto, la polémica.

martinezconacento dijo...

No hay color. La cabra, con sus ubres generosas, merece mucho más un monumento que un señor que a la postre nos dice/dijo que estamos como cabras.
De su belleza saben, dicen, muchos pastores, y de sus bondades muchos gourmets. Así que no seamos pazguatos, que a Freud le sobran reconocimientos.
La plaza para la cabra.

Osselin dijo...

Freud diría que el Superego de los habitantes ha podido con el Yo por la pulsión instintiva del Ello.
Seguro que fue así.
Y además la cabra es un derivado instintivo que compensa la frustración sexual por destete.

coco dijo...

Vale, vamos a ver, que me estoy liando. Entonces: yo, que estoy como una puta cabra, ¿qué hago? Voy al instituto Freud a que me psicoanalicen (si tienen güevos) o al ayuntamiento a que me den una plaza?...vayaliotú..

humilde dijo...

....muy bueno.... pues no me perderé la estatua de la cabra si voy por allá.... XD

Vumte dijo...

La cabra, la cabra, la puta de la cabra, yo tenía una cabra y la muy puta se psicoanalizó ! Chimpún !

NoSurrender dijo...

qué bueno :)

Bueno, yo creo que hubiera quedado un tanto irónico poner a Freud en medio de la Plaza de la Cabra.

Quizás hubiera quedado más intelectual poner a una cabra en la Plaza de Freud, eso sí ;)

El detective amaestrado dijo...

Vaya cabrones

Babèlia dijo...

Freud... pues no sé qué decirte, la verdad...

pazzos dijo...

La chica de la foto, ¿se cree Napoleón con ese sombrero? Necesita algo de psicoanálisis como todos vosotros.
Un besazo

j☻ss dijo...

¿A quién se le ocurrió dejar a Freud en la Kozi Placek?

DTB

PD: Argumento válido.

Juan dijo...

¿Les han preguntado a las cabras donde quieren estar?.

¿Y si ellas, más cultas que los cabreros, le quisieran ceder la plaza a don Sigmund?. :-()

atikus dijo...

bueno...¿y porque no ponen una estatua que se llame la cabra Sigmund?

aloren dijo...

Pues que quieres que te diga, amiga Sintagma. Despues de tener que tragarme todas las obras del susodicho Freud, prefiero que levanten el monumento a la cabra.
Un beso

liton dijo...

Pues eso digo yo, entre cabras queda la cosa....
Muchos beeeeeeesos.

Los pasos que no doy dijo...

La cabra, la cabra...

Es el típico caso del paciente que acaba con su médico. El bueno de don Freud ya les habrá hecho su diagnóstico desde el infierno de los psiquiatras.

Juan Cosaco dijo...

Oye y porqué no lo comparten? freud ordeñando a la cabra, o la cabra domesticada por freud para que abandone la legión, o con un cartel que ponga "el psicoanálisis es la leche (de cabra)"
Salud, colega!

LE MOSQUITO dijo...

Hay muchos, demasiados monumentos dedicados a hombres y pro-hombres en las plazas de nuestros pueblos. Me gusta la idea del monumento a la cabra, sobre todo porque es un monumento que se hace a alguien en vida, y teniendo en cuenta que la cabra nunca será consciente del mismo. Creo que tras esta popular decisión, más que el merecido o no homenaje a una cabra, se esconde el castigo a quienes no dejan de castigarnos en vida y pretenden perpetuarse en muerte.