sábado, marzo 10, 2007

Annette y un Señor de Murcia


Hace unos ocho años (qué barbaridad, ¡cómo pasa el tiempo!), cuando empecé a chatear en las ya desaparecidas salas de MSN, hubo una mañana en la que dejé mi nick en el chat mientras seguramente fui a poner una lavadora o a pasar la aspiradora o a corregir una traducción urgente (eso no lo recuerdo con exactitud) y al volver frente al ordenador, alguien me había abierto un privado. Por esa época yo usaba el nick de Annette, y aunque su rima es más o menos dudosa, tenía un exitazo tremendo. Pues ese día, un nick que tampoco sabría decir ahora cuál era (como dice mi hija, tengo una memoria de pez), me había escrito una frase:

"y que fue del Sr. de Murcia?"

A mí me extrañaba que nadie hasta entonces hubiese bromeado con esa analogía entre mi nick y la obra de Miguel Mihura, y lo curioso es que después tampoco nadie volvió a mencionarlo.

Contesté algo a ese mensaje privado pero no obtuve respuesta porque la persona en cuestión ya había salido de la sala. Pasó el tiempo y fui conociendo a la gente de ese chat, sorteando a infinidad de plastas y de vez en cuando, encontrando a alguien realmente afín. Uno de estos últimos fue quien acabó proponiéndome escribir un libro sobre ese fascinante mundo virtual de relaciones. Si he de ser sincera, pensé que la propuesta era una excusa para ligar, más sofisticada pero con las mismas intenciones de siempre. Es sabido que los gallegos somos desconfiados por naturaleza, así que no me creí nada de nada hasta que pasado muuuuuuucho tiempo después me dijo que fuese a Madrid a firmar el contrato editorial. Eso sí me hizo "sospechar" que "quizás" era una propuesta real. Y lo fue. Luego, hablando un día con Andrés, resultó que el nick misterioso que me preguntó por el "Sr. de Murcia" había sido él.


Y por esas asociaciones de ideas que uno hace más o menos freudianas, miro ahora a través de la ventanilla del tren cómo los naranjos han sembrado de miles de puntos de color los campos murcianos, aún con esa sensación tan agradable en la piel de haber sido mimada por el cariño de Lola Gracia, Antonio F. Marín y muchos otros, y una sonrisa nace en mis labios recordando a aquella Annette y al "Señor de Murcia" que me dio la oportunidad de comprobar que a veces los sueños sí pueden hacerse realidad.



Imagen: Elsa Pataky en Ninette (y un Sr. de Murcia)

29 comentarios:

LOLA GRACIA dijo...

Serendipia, qué bonito, divina. Murcia y Galicia, tan lejos, tan cerca.

enrique dijo...

Es que Murcia es tierra de promisión, fascinante en sus paisajes y en sus gentes (véase el ejemplo de Antonio F. Marín y Lola Gracia).

letrada dijo...

Llevo un rato paseando tu página, me gusta q los sueños se cumplan.

Itoitz dijo...

El lugar idoneo desde donde relatar buenas crónicas murcianas...
Un abrazo.

Vumte dijo...

Ayer tuve la sensación de que todo lo sucedido con anterioridad había sido perfectamente diseñado para lo que me va a acurrir en unas horas tras escribir este comentario. Es más, creo que me estoy esperando a mí mismo en ese lugar sólo para al fín, verme cara a cara. (Este comentario es una ficción, cualquier coincidencia con la realidad es pura casualidad)

El detective amaestrado dijo...

Que nos digan una sola palabra, que sepan seguir una pista que lanzamos inocentemente, son signos cálidos que nos permiten presumir que quien está por ahí vale la pena, a priori. Y rara vez nos equivocamos si seguimos ese instinto

Anónimo dijo...

Y fíjese que yo soy de los que piensan que el que tuvo la suerte de encontrarle a usted fue el don Andrés...

Disfrute usted de un buen arroz caldero regado por un excelente vino de Jumilla.

Besos.

Tyler Durden

Sometimes Inviting Eyes dijo...

Todo lo que dijera es poco, voy a optar por un silencio de profunda admiración (...) -que carcajadas ya di bastantes- Un besico ;P

atikus dijo...

Que sería del ser humano si no pudiera soñar?

buen fin de...

India Ning dijo...

El mundo del casualicismo... fascinante dejarse llevar por él.
Me alegra que te hayan mimado, no te mereces menos, Ninette! ;)

coco dijo...

Y yo que pensaba que Annette era una marca de ensaladas preparadas. No somos naide.

coco dijo...

¿O era de sopa? ay, qué lio con esto del alzheimer. De verdad.

pazzos dijo...

Lo tuyo con Andrés es como de puritita magia.

Para mi Ninette siempre tendrá el rostro de Victoria Vera. La Pataki también está divina pero la tengo en otro tipo de altar.

pazzos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
pazzos dijo...

¡Ah! Y yo también soy un señor de Murcia. Porque Cartagena todavía es Murcia, ¿no?

Casanova dijo...

Por dios,la Pataki es la nueva Ninette?.Yo me quedè en la Victoria Vera,y sobre todo Juanjo Menèndez

quantum dijo...

Teníais que encontraros. Así que brindo por Ninette- Anette y el Andrés de Murcia: enhorabuena a ambos con Internette al fondo.
Besos.

Osselin dijo...

Yo voy mucho a Murcia, Es un sitio especial para mí, por su paisaje y su gente.
Con respecto a la obra , me quedo con la dramatización que hizo Victoria Vera. ¡Genial!

NoSurrender dijo...

Es una bonita historia... la de tu encuentro murciano, no la del pobre señor de Mihura :)

Mariano dijo...

Los sueños son el motor de la vida, los objetivos que nos hacen avanzar. Y los sueños cumplidos son dobles motores para los soñadores. Justifican que se nos pierda la mirada en el horizonte y que más de uno diga peyorativamente "va, es solo un soñador".
Sé de lo que hablo, a mí se me está cumpliendo cien por cien mi sueño literario.

Mónica Laoshi dijo...

ey! que me gustó mucho tu historia! sigo leyendo mas desde China, si, usted ya sabrá, aca estoy enseñando español y por que no, hablando tambien de Murcia, aunque prefiero las callecitas de Palermo Viejo :-)
Adios, vulevo a leerte!
MmM

Patto dijo...

como dice lola gracia, tan lejos tan cerca

mandarina azul dijo...

Me alegra que te hayas sentido mimada , tu sonrisa , y que tu sueño se hiciera realidad.

Lo que cuentas demuestra que siempre hemos de estar con las antenitas preparadas.

Un beso.

liton dijo...

Es una bonita historia. Y encima es auténtica pero tiene un final feliz.
Los mejores hallazgos son los que no se buscan.
Un beso.

Los pasos que no doy dijo...

Que si Annette tenía éxito?? Pero, niña, si eras la reina de la sala¡
(prometo no desvelar nada más, jijiji)

patri dijo...

y no tiene precio tener esa sensación...verdad?, la de ir por donde sea y sonreir....sin que nadie tenga que ver o saber porqúe. :.....y nos dirás que fue del Sr. de Murcia?

alos40 dijo...

¿Eso es lo que hay en realidad?, ¿Infinidad de plastas con las mismas intenciones de siempre?

Las propuestas, las conversaciones, ¿son siempre una excusa para ligar, con o mayor o menor grado de sofisticación?

¿Tiene razón Woody Allen?

(Y si fuera así, qué habría de malo en ello).

Sebastián dijo...

Me alegro mucho de que en mi pueblo te hayan tratado tan bien. ¡Qué pena no haber podido estar allí para participar en tu acogida!

En la última entrada de mi blog literario hablo de un poeta que, si aún no conoces (cosa que dudo), creo que te puede interesar.

Un beso de azahar.

Antonio F. Marín dijo...

Pues gracias a ti, Pura, por haber construido una amistad tan bonita. Pero el mérito es tuyo, no te quepa la menor duda porque unes a la gente, la arropas y le das tu cariño. Eres un cielo.