domingo, febrero 25, 2007

La piel de los días


Mercado, círculo de colores, mar de sinestesias.
Colada de culpas y presagios, nunca mezclar con la ropa blanca que saboreó sueños.
Menú de sombras, pastel de metáforas.
Un hemistiquio o dos para un verso largo detrás de la nevera.
El mantel a cuadros bailando sinalefas, sirtaki de migas rebeldes precipitándose.
Una mopa borracha de polvo recordado. Gime feroz la despensa a oscuras.
Meriendas hambrientas en los ojos de un niño. Panes y peces se multiplican memorizando tablas. Tres por seis, dieciocho coplas de pie quebrado.
Noche de zapping en tus manos. Serendípiti, ¡alehop! Acuna el viejo sofá la piel de los días.
Me abrazas. Codas dulces de ida y vuelta. Boca con boca, rimándonos.






Imágenes: Annie Leibovitz
(Narelle Brennan, showgirl de Las Vegas y madre)

31 comentarios:

sofia dijo...

fuerza de madre tierra

-beso-me encantó

pazzos dijo...

Visto así lo doméstico parece atractivo.

Itoitz dijo...

Tiernos pasajes astronómicos...
Excelente menú de “sabores estrofados” , Buen provecho.

humilde dijo...

....bahhhhh!.... tramposa, juegas con ventaja.... en momentos así, sobran las palabras.... XD

Amor dijo...

afortunado quien encuentre un abrazo que solo quiera dar calor y encontrarlo, y dar vida, que eso es
amor

mandarina azul dijo...

Vista así es una delicia.

Besos.

India Ning dijo...

Precioso, precioso precioso...
De lo más cotidiano tú haces malabarismos.
Precioso, precioso, precioso...

liton dijo...

Aún antes de consultar mi Larousse, (ignorancia obliga), me parece un precioso texto.
Y es que de tal palo, tal astilla.

Besos y bocablos...quiero decir vocablos.

MALEFICABOVARI dijo...

Qué aritmética mas poética que te gastas, es un reto colocar palabras áridas y secas, acompañadas de otras dulces y de peso, y que todo sume ingenio. Lo has sumado, vaya que sí lo has hecho¡¡¡
Preciosas fotografías, me gusta mas la segunda, me transmite algo distinto a lo que veo en las madres que generalmente conozco por ahí, en el cole, en el super...aggg, me transmite una serenidad y una paz enormes, con su trabajo a cuestas, y sus dos niñas a las que seguro mantendrá ella misma solita. Yo es que adoro las madres coraje, será que me meto en el saco de ellas, al final, los niños son para las madres, y lo demás es tontería.
Me encanta el final, "acuna el viejo sofá la piel de los días... me abrazas, cosas dulces de ida y vuelta.... dios... qué envidia, sana. Que el sofá te acune el resto de tu vida y que sigas haciendo versos hasta de las meriendas de los niños, hay que poder, tu puedes.
bss
Maléfica

Vumte dijo...

Me acariciaste el día siguiendo los surcos del cojín en mi cara.

Los pasos que no doy dijo...

Madre y mujer, algo admirable¡

Osselin dijo...

De la Boquería a casa. Yo luego me iría a tomarme dos hiperbólicos Irish Coffee en el Glaciar y luego sería aire personificado en Las Ramblas.

patri dijo...

Un bocado, por favor....leerte siempre me traslada a momentos que estoy viviendo, dulcemente. ;)

LOLA GRACIA dijo...

Qué delicioso

NoSurrender dijo...

apaga la tele, acuesta a los niños y utiliza el sofá para las acrobacias convergentes ;)

Hôichi dijo...

sabrosa melodía

quantum dijo...

Serendipia y talento: cómo luce la piel de la - tu- escritura con ambos. Creo que, además, la primera busca al segundo, que ella no se va con cualquiera.
Amorosa cascada tu escrito, que va a desem-bocar en la rima final.

Luzbel Guerrero dijo...

Hoy me levanté prosaico, y al ver la foto que encabeza el post, estaba decidido a hacer el ganso; y decir que:
"Podría comentar el talento y los medios de Annie; la riqueza de los abalorios o la sabia tarea de la modelo en hacer elegante este desnudo, pero me quedaré en el asombro de corto alcance y entre pompas de baba memoriosas digo apenas:¡qué tetitas!
Luego me fuí sumergiendo en las palabras, en la poesía como resumen de airecillo onírico, y me convertí en apóstata de mi divertimento. Me inclino ante las entradas que acabo de leer, y lo que hay detrás de ellas.

gonzalo dijo...

me provocan tus sofás.

gonzalo dijo...

me provocan tus sofás.

El detective amaestrado dijo...

Poesía en la mesa, poesía en casa, corriendo entre los rincones, como debe ser...

laonza dijo...

Sintagma que hermoso que hermoso... me ha llegado ah!!!

coco dijo...

Hay que ver. Tanto tiempo pensando que la sinestesia era eso que me casco los domingos después de comer, y ahora resulta que es un mar. No somos nadie.

david santos dijo...

Hola!
Bello!
Gracais

Joss dijo...

Una le da paso a la otra en una oda a lo habitual...

DTB

PD: ¡Mujer y madre!

Juan Cosaco dijo...

Cuántas veces olvido a la persona mientras veo al personaje... incluso a veces me pasa conmigo.
Fabuloso tu poema!

Lost in Translation dijo...

y encima del mantel migajas de soledad entre los restos de la comida y la melancolía...

Osselin dijo...

Juan Cosaco, me gusta tu comentario. Yo en este blog soy puro personaje. Sintagma arranca en mi ese personaje con su poesía y yo no puedo hacer nada absolutamente nada, me anulo y mi personaje habla por mí, excepto ahora que lo he pillado durmiendo en su faro.

Alvaro dijo...

Me encanta esa poesia rimándose boca a boca. Entrañable y genial a lavez.

Un saludo desde el agua

Luzbel Guerrero dijo...

¡Hoiga, que no me a yegado la foto!, bueno, la imformasión sobre lalensería tampoco, pero para una bonita amistad no es estrictamente nesesario. Sigo a la espera

Luzbel Guerrero dijo...

¡Oooops!, comenté donde no era.