martes, enero 23, 2007

Nostalgia

Un juzgado de Barcelona ha absuelto a un ciego que había sido interceptado conduciendo a 154 km/h, al que su compañía de seguros había acusado de estafa sospechando que puede ver más de lo que afirma.

El tribunal consideró que Domingo Merino es, en efecto, ciego desde que fue víctima de un accidente de coche, en 1996. Desde entonces, su compañía de seguros se resistía a pagarle su indemnización, unos 500.000 euros, dudando de que hubiera perdido totalmente la vista.

Domingo había suministrado a su aseguradora un argumento de oro al hacerse atrapar por un radar de tráfico cuando circulaba a 154 km/h al volante de su coche, después de su accidente. Si puede conducir, es que ve, concluyó lógicamente la aseguradora.

La explicación de Domingo, sin embargo, es muy sencilla: por nostalgia de sus antiguas hazañas al volante, había pedido un día a su mujer que le cediera el asiento del conductor en una gran recta de una carretera que asegura conocer de memoria. Su esposa le iba dando instrucciones en el momento en que fue sorprendido por exceso de velocidad.

El tribunal dictaminó que el conductor temerario no se hacía pasar por ciego, sino que, en efecto, había perdido la vista, basándose en los informes médicos cuestionados por la aseguradora.


Imagen: Inge Morath

17 comentarios:

sofia dijo...

yo con tanto surrealismo no puedo, es superior a mi :), anda que tú encima la foto que has puesto xD

mandarina azul dijo...

Tengo una duda, ¿la mujer de Domingo también era ciega? :P

M. Imbelecio Delatorre dijo...

me recuerda a una peli del Pacino, Esencia de Mujer, ¿os acordáis? también conducía un coche a toda leche.

¡Ubaaa!

:) una sonri desde asturias.

Alba dijo...

Osea, ¿que está ciego pero va en un coche a más de 150 km/h? Pues me parece bien lo de la compañía de seguros, que le page, pero que le pongan la multa del copón al hombre. ¿Un ciego conduciendo? ¿Con una máquina que puede matar? Que fuerte.

Besos

humilde dijo...

....redefiniendo el concepto de ciego, no?.... :S

Robin dijo...

Berlangaaaaa…! que se te escapó un personaje y va por ahí haciendo de las suyas.

El detective amaestrado dijo...

El juez, también ciego, parece...

India Ning dijo...

Por nostalgia he hecho cosas peores. Yo me lo creo.
Nunca dejaré de ser una ingenua.

Besos!

quantum dijo...

La nostalgia puede ser, a veces, más peligrosa que la ceguera.

Besos con gafas, Mydearinblue.

coco dijo...

Si eres una llama: no conduzcas.

Vumte dijo...

Pero, "vamos a ver"... ¿desde cuando no se ha podido conducir ciego?

En definitiva, si vas a conducir bebe con Moderación, y si Moderación está menos colocada que tú déjale a ella el volante y la felación del alcoholímetro.

pazzos dijo...

Cuando la nostalgia nos ciega se nos desprende algo más que la retina.
Domingo Merino que nombre para un personaje de novela.
La Justicia, que también es ciega, le guiñó un ojo a Domingo.

Adulter dijo...

¿Recuerdas "Esencia de mujer"? Al Pacino conduciendo un Ferrari por Manhattan...:)

AZUL dijo...

Que bien!! cegueras...eternas cegueras, dicen que entre más ciego más logras ver...el alma.

Un bikiño niña :)

liton dijo...

....¿Pero su esposa, tenía o no carnet?....

Joss dijo...

Pues, al anónimo en la historia y que hizo el trabajo con sumo éxito, a ese hay que conocer, al...

...abogado de la defensa.

DTB

Anónimo dijo...

vamos a ver... ¿hay alguna ley que prohiba, específicamente, conducir a un ciego?

Pues entonces...

Tyler