miércoles, enero 03, 2007

llovía





Sé que ya no,
que ya nada será posible,
que no existen tierras prometidas
ni se abrirán ante mí los mares
como pétalos tuyos floreciendo.
Esconde tus puñales blancos,
renuncio a toda lucha. Ya no. No más.
Pero déjame que te recuerde como ese dios

que llovía y llovía.





Imagen: "Dánae" de Lucian Sacrieru Dragomir

7 comentarios:

gonzalo dijo...

siempre llueve en esos días.

El detective amaestrado dijo...

Aquí no, pero lo recuerdo

Robin dijo...

Préstame esos pétalos
que florecen en mares
y construiré una rosa
de agua azul y profunda.

-Salada-

humilde dijo...

....uf.... creo que todo el mundo tiene un recuerdo especial que vuelve cada vez que llueve de una determinada manera.... que caprichosos son....

quantum dijo...

Que recordando a ese dios que llovía vengan otras lluvias, y quizá otros dioses, que rieguen nuevas tierras.
Si te mando besos mojados no queda propio ¿verdad?

LOLA GRACIA dijo...

Precioso, precioso y real como la vida. Mejor no luchar llegado el momento, mejor quedarse con el buen recuerdo.

liton dijo...

Besos de agua....