sábado, enero 20, 2007

Human Nature

Palpita aún la huella
mano que sobrevoló la tarde.
Incienso entre los labios
pureza de un deseo
húmeda sombra que quedó, en mí, latiendo.


11 comentarios:

IGNACIO dijo...

También quedaron luces supongo,
el incienso se enciende y alumbra.
Palpitando.

Besos.

Alvaro dijo...

Incienso entre los labios... Húmeda sombra. A veces nuestra naturaleza esta aún por descubrir, y lo hacemos tan poco a poco....

Besos desde el agua

El detective amaestrado dijo...

La palabra pureza en tus labios, en tus palabras, me suena diferente. Mas honda, quizá

India Ning dijo...

Me gustan los poetas que escriben en sábado. Sobre todo si calan hondo.
......

¿Es que no vas al mercadillo? ;)
Besos!

palabras con ningun sentido dijo...

Upssss, cuanta sensualidad en tan pocas palabras, lo dicho y no por ello menos cierto, a veces pocas palabras pueden ilustrar tanto.
Un beso

nancicomansi dijo...

Caperucita negra
está jugando
con un montón de cuchillos afilados,
ella y el lobo,
y mil deseos
en coreografía de vinilo
en explosión...
Me abruma esta chica, siempre re-inventándose sagaz y oportuna...
Hmmm...hoy no se si es oportuno repartir besos...

calma dijo...

Saludos de mi paso por tu blog que me ha parecido muy muy bonito.

AZUL dijo...

Se llena de belleza en tan pocas palabras que traspasas...

Mil bikos!!

coco dijo...

A veces se enredan los labios sin llegar a tocarse. Se imprimen las caricias en las costuras de la piel, sin llegar a rozarse. Se susurra al oido sin pronunciar palabra. Se mira al deseo cara a cara. Y el recuerdo perdura, como esculpido a fuego en la retina, hasta que otro consigue ocupar su lugar.

quantum dijo...

Huella que palpita: rotunda permanencia.
Besos, Princesainblue.

humilde dijo...

....madonna es increíble, lo siento pero tenía que decirlo.... y el poema, el poema se parece demasiado a un recuerdo.... a mi eso siempre me asusta.... y otra vez lo siento....