lunes, octubre 30, 2006

tazas de té


Hay un ángel de ojos dulces
que me habla del aroma de tazas de té
que nunca tomamos,
que pinta palabras sin mares,
que es agua al agua,
agua,
agua reclamada,
brotes frescos de lluvia atenta.
Hay un ángel de ojos dulces,
yo le canto y él me canta
y romero floreciendo son sus manos.




7 comentarios:

Anónimo dijo...

Sabes que te leo siempre con atención, incluso te "leo" a veces.

Andy dijo...

Pintar palabras sin mares, es como oler el silencio. Algo imposible. Todas las palabras llevan el mar dentro. Pensá en la MARiposa, En el aMOR, que lleva al mar mimetizado. En el DOLOR que es un amr de lágrimas, o en el simple y sencillo cigarrillo que ahora mismo fumo, que necesita del mar de tus palabras para apagarse.

El mar se pinta con mar.
Gracias por tus palabras

A.-

Anónimo dijo...

El cambio verbal del último verso, tan extremo, es fascinante. ¡Dios bendiga tu ángel si te ha dado el valor para hacer estas cosas!...

Carlos

Sintagma in blue dijo...

Gracias a ti, Andy.

Que dios lo bendiga, Carlos. (este comentario podría estar amenizado con la bonita melodía "Amo a Lauraaa".

Besos

Anónimo dijo...

Me quedo con la lluvia atenta...
Pura, cuando te coronamos?
Enrique

El detective amaestrado dijo...

Había un olvidado grupo en los ochenta que se llamaba El pecho de Andy, y tenían una canción preciosa que decía
"bajo las aguas hay un paraíso de casas de té"
Tus palabras me han traído esas otras de recuerdo, que muchas gracias por ello

liton dijo...

Besos alados y silenciosos.