martes, octubre 24, 2006

Bachelorette

Se despedazan mis ojos en mi maleta.
Guardo mi uniforme,
los disfraces de hurí de tinieblas,
mis escamas marchitas, las miradas de sirena.

El puerto está tranquilo,
Quizás pronto traiga de vuelta tus naves.
Tal vez fuese preferible quedarse,
aguardar tu canto, abandonarse a los colores de Galdier,
renunciar a ninguna otra tierra.

Una hermosa guerrera descansa a mi lado.
También mira al mar. También te mira.
Luego lo supe.
Viste su talle de luz, su luz que es la mía.
Sus manos son igual a mis manos,
sus ojos altivos también son los míos. Su boca
también te pronuncia. Un espejo me reclama.


Björk despierta dudas, desentierra un libro
que de pronto, es abracadabra que todo revela:

Game we're playing is life
Love is a two way dream.

Ella me mira y se pregunta. Escruta también mis escamas de plata.

Todo se conjura a tu sombra, se desmontan escenarios,
un aroma de tramoya traspasa sueños.
Debería llorar tu nombre,
cubrirme con otros velos que oculten mi duelo,
pero ya no es hora de llorar tus manos.


Me sorprendo no aullándote,
no sintiéndote (¿quién eres, desconocido?).
¿Cómo es posible que desate tus besos sin que sangren mis labios?
¿Qué fue de nuestras batallas deseo con deseo,

pasión animal, boca animal, animales dedos?
¿Y qué se hizo del aleteo de tus pasos fugitivos,
del dolor adictivo de tu ausencia?



Subo el puente que me embarca.
No hay rumbo premeditado. Que todo fluya calle abajo,
río abajo, caderas abajo: un dos, tres, catorce...

Ella es la otra, me ve partir.
No desenvaina pañuelos blancos, no hay treguas pactadas,
sabe tan bien como yo
que perdimos hace tiempo esta guerra.
Su mirada entierra espejismos.

I'm the branch that you break,
I'm the branch that you break.
Sí, definitivamente, yo soy
la rama que tú partes.

(Viaje a Galdier)




Björk - Bachelorette


7 comentarios:

LOLA GRACIA dijo...

Y cuando nos parten en dos ya no podemos sentir, aunque queramos. Y esa insensibilidad es peor condena que el abandono, porque nos inhabilita para vivir durante un tiempo.

Sofia dijo...

vivo cerca del océano
y durante la noche
buceo en él
hasta el fondo
por debajo de todas las corrientes
y suelto mi ancla
aquí es donde me quedaré
éste es mi hogar...

liton dijo...

Las heridas de amor solo el amor las cura....
Precioso texto...
Me asombra la capacidad que tienes para agarrarme por las tripas y zarandearme.
Un beso.

Anónimo dijo...

Hacía tiempo que no leía un poema como este, tras el que no haría falta haber experimentado en carne propia las emociones para el autor para hacerlas propias y consumirse en ellas como en la propia pira funeraria. Ese ha sido, en todos los tiempos, el auténtico milagro de la poesía verdadera....
Carlos

Robin dijo...

Tu poema y la música de Björk me atraviesan. Dejas fluir las palabras exponiéndolas como escamas del alma.
Mi saludo y un beso.

Vumte dijo...

Mensaje recuperado en un botellín enmarañado en los restos de una casaca en la playa.

"Conozco un lugar donde el agua sabe a lágrimas, un valle colmado de verdes algas que bailan los lamentos de la mar. Helados vientos escrespan de olas y espumas los techos de la mar. Tenues hilos de luz, penden esquivos, iluminan sin decisión. Frías sombras esconden los cabellos de la vieja sirena durmiente, su yo desnudo apenas se mueve. No hay sonrisa en su boca. Un sueño navega por su cuerpo. Dulces caricicias de mil manos marineras recorren cada escama de su cola, mil añoranzas, mil amores, mil deseos. La última canción, la de la última sirena, rebolotea entre corrientes de ultramar, impregna con su llanto cada naufragio, cada barca, cada tabla, cada botella y cada mensaje. Siempre la misma frase escrita con palabras tristes y hermosas. El agua de aquel lugar sabía a lágrimas a emociones frías. Nunca hice el amor con aquella sirena."

Sintagma in blue dijo...

besos para todos

(qué privilegio tener unos lectores-amigos como vosotros)

:-*