viernes, septiembre 08, 2006

sísifo

Ojos de Sísifo me llaman, me buscan. Me muestran el camino donde todo rueda y vuelvo siempre al origen, una y otra vez. Oteo desde la cumbre toda mi pena, toda mi alma, toda yo. Parece fácil. Sólo se necesita cerrar los ojos, no sentir nada, ahuyentar a la víscera. Pero duele. Duele. Y todo empieza a rodar ladera abajo, otra vez. Una más.



También podría dejarlo ya todo, rendirme sin condiciones. Pero no puedo. No sé. Siempre persiste esa ingenua creencia en que, tal vez, hoy sí. Y a pesar de que el abismo y sus dudas me contemplan, tengo el incansable e insano vicio de sobrevivir.

Fotos: Chapman

en Abismos, fetiches...

1 comentario:

Lucreciaborgia dijo...

SISIFO,NO DESFALLEZCAS, SIENTE EL MAR COMO REBOTA A TU ALREDEDOR, LA SUAVE BRISA QUE GOLPEA TU ROSTRO, ES LA VIDA QUE TE RODEA, LA EXISTENCIA MISMA..LOS DIOSES NO EXISTIERON PARA TI NI PARA MI..HAY UN SOLO MUNDO, ESTE. HAZ DE LA ROCA TU MEJOR GUARIDA, TU OTRA ESPALDA, AMANTE SILENCIOSA, ELLOS SE ALEJARAN DE TU INFORTUNIO CUANDO PERCIBAN QUE TU TAMBIEN PUEDES AMAR EN LA INMENSIDAD DE ESE PEDAZO DE TIERRA INHABITADO..(ME FASCINA TU POEMA, SERA DIFICIL QUE SE ME NOTE ACASO?)