lunes, septiembre 18, 2006

Mongolia Interior



"La señora Li, habitante de Hohhot, en Mongolia Interior, se defendió explicando a la policía que su perro era muy inteligente y que había tomado el hábito de mirarla mientras conducía y de jugar con el volante. El sábado a mediodía, decidió dejarle al volante, reservándose el control del acelerador y el freno. Pero la experiencia duró poco porque su coche chocó contra otro, sin causar heridos, según Chine Nouvelle, que califica a la mujer de "absurda". La dueña del perro conductor se ha comprometido a hacerse cargo de los gastos de reparación del otro vehículo."

3 comentarios:

liton dijo...

Este es el tipo de noticias que yo redacto en mi DDT, (Departamento de Divlulgación Tragicómica).
Es una pena....Me hubiera gustado que el perro la llevara hasta su casa.

liton dijo...

¿Crées que es un azar que ésto ocurriera en Mongolia?....

Sintagma in blue dijo...

Me encanta esa sección tuya. Y es que la vida es el más delirante guión cinematográfico que existe.

(malo eres -como yo-)